Senasa pide a Venezuela información sobre importación de cerdos desde Rusia

El organismo sanitario reforzó el control sobre los pasajeros de vuelos directos desde el país caribeño. Es para prevenir la peste porcina africana.

En el marco de las estrategias de prevención y preparación para evitar la introducción y eventual dispersión de peste porcina africana (PPA) en la Argentina, el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) solicitó a su par de Venezuela información sobre la posible importación de carne de cerdo procedente de Rusia, donde hay regiones afectadas por la enfermedad.

“El Senasa requirió al servicio sanitario venezolano información oficial referida al tipo de producto, volúmenes esperados y garantías sanitarias en origen, que permita una valoración real de los riesgos asumidos”, informó el organismo argentino.

Documentración

En forma paralela, el Senasa reforzó el control dirigido a los pasajeros de vuelos directos (o con escalas) de dicho país, para detectar productos de riesgo como carnes porcinas, embutidos frescos o secos y salazones.

A propuesta del ente nacional, el Comité Veterinario Permanente del Cono Sur (CVP), que reúne a los servicios veterinarios de nuestro país, Brasil, Uruguay, Paraguay y Chile, enviará en los próximos días a Venezuela una solicitud de información oficial equivalente.

Situación

De acuerdo a la información extraoficial, el protocolo firmado entre el servicio veterinario de Venezuela y el de Rusia para garantizar las exportaciones desde este último, alcanza a las carnes porcinas deshuesadas y contempla garantías sanitarias que podrían minimizar el riesgo de trasmisión.

Actualmente, en la Argentina los controles oficiales del Senasa están dirigidos principalmente a aquellos factores identificados como de mayor riesgo de introducción de la enfermedad, como el transporte internacional de pasajeros y el manejo de residuos alimenticios resultantes del transporte de pasajeros y cargas internacionales.

Cabe recordar que la PPA nunca fue detectada en nuestro país y es de notificación obligatoria. Esta enfermedad, que no afecta a las personas ni altera la inocuidad de la carne, provoca sin embargo grandes pérdidas económicas a la producción porcina de los países afectados.

Agrovoz

De su interés:

Dejar mi opinion

Copyrıght 2014 SectorAgropecuario.com All RIGHTS RESERVED.