Proyectan que se va a disparar el consumo de carnes sintéticas en diez años

Se elaboran en base a lentejas, nueces y otras fuentes proteínicas. Es una alternativa que va a sustituir el consumo de carnes de baja calidad. En China crecerán los cortes vacunos premium.

La Universidad de Oxford estima que la producción de carne bovina ha sido responsable de más de 25% de las emisiones de dióxido de carbono (CO2) en el período 2010/2015. La emisión de CO2 es la causa fundamental del calentamiento de la atmósfera o “cambio climático”.

El informe de Oxford señala que la producción de carne bovina tiene una intensidad de emisión de 23,9 kilos de dióxido de carbono (CO2) por cada 200 kilocalorías (Kcal), en tanto que la producción de trigo y granos alcanza a una emisión de 1 kilos o menos de CO2 en igual unidad de medida.

Agrega que la sustitución de carne bovina por otras fuentes proteínicas -lentejas, nueces y carne “sintética” o “artificial”- disminuiría el número de muertes prematuras provocada por una alimentación inadecuada en 2,4%, un porcentaje que se duplicaría en los países avanzados, ante todo Estados Unidos, golpeado por una epidemia de obesidad e hiperobesidad.

La universidad identifica esta tendencia general de la época, que abarca tanto a los países emergentes, sumergidos en una revolución proteínica por el vuelco masivo de su población al consumo de proteínas cárnicas, como a los avanzados. Hay una unificación “dice Oxford” de los desafíos alimentarios en el mundo de hoy.

Por eso hay una posibilidad creciente, transformada en exigencia del mercado, de que las carnes de baja calidad y menores precios sean sustituidas entre un 70% y un 80% por las carnes “artificiales” o “sintéticas” en los próximos 10 años.

Oxford prevé que las “foodtech” (“carnes molidas sintéticas”), incluyendo lentejas, algas, y trigo transformadas en hamburguesas vegetales de alta riqueza proteínica y bajos costos, ocupen el lugar de las carnes de baja calidad con beneficios notables para la salud y el bienestar individual.

El estudio prevé un aumento en el consumo mundial de carnes, pero con una caída en gran escala de la carne bovina. Esta tendencia central del mercado agroalimentario se guía por una disminución sistemática de los costos de la “carne sintética”: 1 kilo de “carne sintética” valía U$S 700, en 2000, y su costo asciende ahora a U$S 25 por kilo, y descendería a un valor de 4 o 5 dólares por kilo en los próximos 10 años.

En una población mundial que alcanzaría 10.000 millones de personas en 2050, Oxford estima que los 47 países del Africa Subsahariana consumirían 125% más de carne bovina, 60% más de productos aviarios, 46% más de lácteos, y 77% más de huevos en 2030, en relación a los niveles de 2010.

El consumo de carnes y productos ictícolas crecería en China e India 13% y 12% respectivamente en 10 años; y el ingreso per cápita de la República Popular aumenta 8,1% anual y se duplica cada 8 años, lo que favorece la diversificación en el consumo de proteínas.

Esta tendencia lleva en China a una concentración en el consumo de carne vacuna “premium”, de alta calidad y elevados precios; y en este mercado de excepción, la Argentina disputa la primacía sólo con Australia.

Clarín

De su interés:

Dejar mi opinion

Copyrıght 2014 SectorAgropecuario.com All RIGHTS RESERVED.