Panorama Agrícola Semanal: Relevamiento al 15/01/2015

Soja

Durante los días previos al presente informe se dio por culminada la siembra sobre el extremo sur del área agrícola. Puntualmente en las regiones Sudeste y Sudoeste de Buenos Aires y Sur de La Pampa, finalizó la ventana de siembra sin poder concretar el área prevista en lotes de segunda, esto último como consecuencia del déficit hídrico relevado desde principios de año. Debido a ello, la proyección nacional de superficie para la campaña en curso se redujo a 20.400.000 hectáreas, reflejando una merma levemente inferior al -1 % respecto a la proyección publicada en nuestro informe previo, y permitiendo calcular un incremento interanual del 2 % (Siembra 13/14: 20 MHa).

A la fecha se estima que el avance nacional de siembra cubrió el 96,5 % sobre esta nueva proyección de 150115-mapa-sojasuperficie, reflejando un progreso intersemanal de 3 puntos porcentuales y permitiendo calcular un leve adelanto interanual de 0,3 puntos. Más del 95 % del área aún pendiente de siembra corresponde a lotes que deberían ser incorporados durante las próximas semanas en regiones del extremo norte del país, que aún transitan su ventana de siembra. La superficie restante son cuadros que aún no pudieron ser sembrados como consecuencia de los excesos hídricos, en sectores del Centro-Norte de Santa Fe y el Centro-Este de Entre Ríos.

Las lluvias acumuladas desde nuestra anterior publicación aportaron abundantes volúmenes de agua en gran parte de Santa Fe y Entre Ríos, como así también en varios sectores de Córdoba.

En esta última provincia las precipitaciones han mejorado la oferta hídrica de los cuadros, pese a ello aún se relevan regiones sobre el sur cordobés que no lograron reponer humedad y esto podría impactar de forma negativa en el desarrollo del cultivo. Simultáneamente, sectores del Centro-Norte de Santa Fe y el Centro-Este de Entre Ríos registran condiciones de excesos hídricos y pérdidas parciales en relieves bajos de algunos lotes. En la región Núcleo Norte sólo se relevaron anegamientos de cuadros sobre el sector que corresponde al sudoeste de Entre Ríos (Diamante y Victoria), mientras que en el Núcleo Sur no se relevan condiciones de excesos hídricos y en líneas generales la abundante oferta hídrica favorece el desarrollo de los cuadros ya implantados en ambos núcleos productivos.

En toda la franja central del área agrícola, los cuadros de primera más desarrollados transitan etapas de formación de vainas (R3-R4), reflejando una condición que varía entre buena y excelente.

Sólo sectores del Sur de Córdoba registran cuadros aislados que se encuentran en regular condición asociada a la ausencia de lluvias anteriormente explicada. En paralelo, en toda la región central también se releva una gran cantidad de lotes transitando etapas de floración (R1-R2), mientras que los últimos cuadros implantados aún diferencian nudos.

Hacia el sur, sobre el Oeste de Buenos Aires y Norte de La Pampa, la ausencia de precipitaciones ha generado condiciones hídricas regulares, a pesar de ello la gran mayoría de los cuadros de primera todavía sostienen una buena condición de cultivo y transitan etapas de floración (R1-R2). Finalmente el Centro, Sudeste y Sudoeste de Buenos Aires y Sur de La Pampa también mantienen una regular oferta hídrica sobre parte del área sembrada, pero salvo en sectores del centro bonaerense, el resto de la zonas mantienen lotes de primera que reflejan una buena condición del cultivo.

Sobre el extremo norte del país avanza la siembra dentro de la ventana óptima. En la región NOA varios sectores mantenían deficiencias hídricas que interrumpían la incorporación de lotes, pero durante las horas previas al presente informe se relevaron lluvias de variable intensidad que bridarán alivio y permitirán retomar las labores pendientes. Lo mismo sucede hacia el este, en donde sectores de la región NEA también registraban limitaciones para la siembra por falta de humedad, pero las lluvias relevadas durante las últimas horas promoverán la incorporación del área pendiente.

150115-tabla-soja

Maíz

A pesar de las interrupciones provocadas por las lluvias registradas durante los últimos siete días, la siembra nacional avanzó 7 puntos porcentuales, elevando el área cubierta al 87,8 % de la superficie proyectada en 3.000.000 de hectáreas.

Los mayores progresos relevados desde nuestra anterior publicación corresponden a las regiones NOA y 150115-mapa-maizNEA, zonas que aún concentran un 86 % de la superficie pendiente de siembra en nuestro país.

En paralelo, se dio por finalizada la incorporación de lotes, ya en fechas tardías, en las regiones Centro-Norte y Sur de Córdoba, Núcleo Norte y Sur, y Sudeste de Buenos Aires. Por otra parte, aún quedan lotes remanente en sectores del Centro-Norte de Santa Fe y Centro-Este de Entre Ríos, que no pudieron ser implantados como consecuencia de las abundantes lluvias y excesos hídricos relevados en ambas zonas.

Sobre la región Centro-Norte de Córdoba los cuadros implantados en fechas tempranas transitan etapas de llenado del grano, favorecidos por lluvias acumuladas durante los últimos días.

En esta región, los primeros relevamientos realizados sobre expectativas de rinde, arrojan promedios próximos a los 80 qq/Ha. Hacia el Sur de Córdoba, las siembras tempranas se vieron afectadas por estrés hídrico en varios sectores de la región y ello explica la actual condición regular de algunos lotes. Al igual que en el norte de la provincia, los cuadros transitan etapas de llenado del grano, pero con menores expectativas sobre el rinde a cosecha.

Hacia el Centro-Norte de Santa Fe, la oferta hídrica en siembras tempranas de maíz es adecuada. El cultivo se encuentra llenando grano, con una expectativa de rinde que supera los 70 qq/Ha. Sobre el Núcleo Norte, la mayor proporción de lotes también transita etapas de llenado de los granos, pero aún se relevan cuadros en estado de cuaje. La condición de las siembras tempranas es muy buena a pesar de haberse relevaron excesos hídricos en sectores de esta importante región, y la expectativa de rinde a cosecha se ubica por encima a los 100 qq/Ha. Similar panorama se relevó sobre la región Núcleo Sur, aunque con menores expectativas de rinde a cosecha.

La región Centro-Este de Entre Ríos fue la única en donde se relevaron lotes ya en madurez fisiológica, pese a ello la mayor parte de su superficie implantada en fechas tempranas aún transita etapas de llenado del grano. La oferta hídrica es óptima en varios sectores, aunque también se relevaron excesos sobre extensas área de la región.

Hacia el sur, se relevaron lotes en regular condición en sectores de La Pampa y del Oeste y Sudoeste de Buenos Aires. Esto último se encuentra asociado a la ausencia de precipitaciones desde finales de diciembre, que en algunos casos provocó el desabastecimiento de los cuadros, sobre todo en lotes arenosos de ambas regiones. En sectores del Centro y Sudeste de Buenos Aires también se relevaron deficiencias hídricas, pese a ello los cuadros mantienen una condición que varía de normal a buena.

Finalmente, siembras tardías en gran parte del centro del país lograron muy buenos nacimientos y actualmente se encuentran transitando estadios vegetativos de diferenciación de hojas, favorecidas una buena oferta hídrica. La sanidad de los lotes es muy buena, pese a haberse relevado presencia de gusano cogollero en diferentes sectores de Córdoba y en menor medida sobre los Núcleos Norte y Sur.

150115-tabla-maiz

Girasol

Avanza lentamente la trilla de girasol sobre las regiones Centro-Norte de Santa Fe y el NEA. Las continuas precipitaciones registradas durante las últimas semanas entorpecen las labores de recolección, no permitiendo una cosecha fluida. A la fecha se ha recolectado un 8 % del área apta nacional, entregando un rinde promedio de 18,3 qq/Ha, reflejando un progreso intersemanal de 2,1 puntos porcentuales y permitiendo calcular un retraso interanual de -6,2 puntos porcentuales.

Los rendimientos recolectados en la región NEA continúan por sobre las expectativas, y la condición de 150115-mapa-girasollos cuadros ubicados sobre el sur bonaerense sigue siendo buena; estos factores permiten proyectar una producción de 2.400.000 toneladas para el ciclo en curso.

En la región NEA, los rendimientos percibidos durante la última semana confirman la tendencia de buenas productividades, permitiendo elevar el promedio cosechado a 18,5 qq/Ha. Sobre el Centro-Norte de Santa Fe, la cosecha se encuentra paralizada a causa de las lluvias registradas, llegando a un 11 % del área zonal recolectada. Los rindes relevados incrementan el promedio zonal a 16,6 qq/Ha.

Sobre el núcleo productivo del Sudeste de Buenos Aires, los cuadros de girasol se desarrollan en condiciones de buenas a muy buenas. El estadío fenológico alcanzado se ubica entre botón floral y floración, habiendo entrado ya en la fase crítica para la generación del rendimiento. En cuanto a la disponibilidad hídrica, los lotes de girasol no presentan síntomas de estrés por déficit. Por otro lado, se relevan ataques de chinche diminuta sobre algunos cuadros, aunque por el momento son de baja severidad.

Por último, para la región Sudoeste de Buenos Aires y Sur de La Pampa los cuadros se encuentran aún en buenas condiciones, transitando etapas que van de botón floral a inicio del llenado de grano. No obstante, las condiciones hídricas describen perfiles con una disponibilidad regular, la cual estaría necesitando precipitaciones en el corto plazo para sostener el estado de los plantíos. De modo similar, también se releva presencia de chinche diminuta en esta región, aunque de forma más generalizada; sin embargo, por el momento no se releva un impacto significativo sobre la productividad potencial del cultivo.

150115-tabla-girasol

Sorgo Granífero

Avanzan las labores de implantación de este cereal en el territorio nacional; a la fecha se llevan implantadas 716.000 Ha. Esta superficie representa un 81,3 % de la intención de siembra nacional proyectada, estimada para esta campaña en 880.000 hectáreas. El avance quincenal fue de 5,5 puntos porcentuales, mientras que el retraso interanual es de -3,3 puntos porcentuales. Los cuadros implantados en fechas tempranas inician las etapas de formación de grano en buenas condiciones, al tiempo que el núcleo productivo del NEA comienza a sembrar el grueso de su superficie.

Alrededor del 80 % del área aún pendiente corresponde a lotes ubicados en la región del NEA, en donde si 150115-mapa-sorgobien las primeras incorporaciones se realizan a mediados de octubre, la mayor parte de la siembra se realiza como siembra tardía o de segunda ocupación, entre enero y principios de febrero.

Durante todo el mes de diciembre y lo que va del mes de enero, han ocurrido abundantes precipitaciones sobre la provincia de Corrientes, Entre Ríos y Centro-Norte de Santa Fe. Las mismas han permitido tener condiciones óptimas para poder sembrar y lograr una buena condición en los cuadros implantados. A la fecha, los perfiles presentan excesos hídricos que imposibilitan sembrar los últimos lotes planificados. Dentro de las tres zonas mencionadas, los cuadros implantados durante el inicio de la primavera están transitando la etapa fenológica de llenado de grano, habiendo generado un muy buen crecimiento vegetativo que apuntala el desarrollo actual.

Hacia el Centro-Norte de Córdoba, una baja proporción de cuadros se encuentran próximos a panojar, mientas que el grueso de los lotes sembrados durante el mes de diciembre transitan estadíos vegetativos en buenas condiciones.

Para el Núcleo Norte las siembras de fechas tempranas se encuentran en el estadío de grano lechoso en buenas condiciones. Al mismo tiempo, los lotes implantados en fechas tardías han desplegado hasta 6 hojas (V6) y se evidencian ataques de gusano cogollero de una severidad normal.

Por último, en la región Núcleo Sur los primeros cuadros se encuentran entrando en fases reproductivas en buenas condiciones. Dentro de dicha zona se presentan lotes de sorgo sembrado sobre trigo, los cuales han desplegado 3 hojas (V3) en buenas condiciones.

150115-tabla-sorgo

Trigo

A la fecha se da por finalizada la campaña de trigo, alcanzando un volumen final de producción de 11.200.000 toneladas. Luego de recolectarse 3.940.000 hectáreas, el rinde promedio nacional ascendió a 28,4 qq/Ha, ubicándose -1,4 qq/Ha por debajo del promedio nacional de la cinco campañas previas, pero también un quintal por debajo de la expectativa relevada al inicio de cosecha. Esta merma registrada entre el rendimiento alcanzado versus la expectativa inicial, se debe a varios factores, siendo el más importante las elevadas temperaturas invernales; éstas adelantaron etapas reproductivas del cultivo en amplios sectores del centro y sur de la región agrícola nacional, en donde se ubicó el 90 % de la superficie sembrada.

En paralelo, amplios sectores de Santa Fe, Entre Ríos y Buenos Aires también registraron abundantes 150115-mapa-trigolluvias durante la mayor parte del ciclo del cultivo, ocasionando excesos hídricos. Estas condiciones son propicias para la aparición y propagación de enfermedades y plagas que, por otra parte, fueron de difícil control debido a la frecuente falta de pisos en caminos y lotes.

Asimismo, las continuas lluvias también entorpecieron las labores de re-fertilización, al tiempo que promovieron el lavado de nutrientes en el perfil del suelo.

Simultáneamente, regiones de las zonas NOA, NEA y Sur de Córdoba registraron deficiencias hídricas durante un prologado periodo de tiempo, en el cual el cultivo transitaba estadíos reproductivos sensibles para la generación de rendimiento.

Por último, junto con las elevadas temperaturas relevadas durante el invierno, también se registró de forma intermitente el ingreso de varios frentes fríos, los que promovieron heladas tardías en sectores de Santa Fe, Entre Ríos y también en la región bonaerense. Si bien este último factor no generó pérdidas significativas de superficie, es probable que haya afectado la generación de rendimiento en las regiones involucradas.

En consecuencia, luego de registrarse un incremento interanual de 16 % sobre el área sembrada a nivel nacional, las pérdidas de superficie se estimaron en 260.000 hectáreas y gran parte de ellas responden a las inundaciones relevadas durante el presente ciclo sobre el centro, este y sur de la región bonaerense. Dentro de este marco de situaciones, la producción nacional superó en 10,9 % al volumen recolectado al cierre del ciclo previo (Producción 13/14: 10,1 MTn).

150115-tabla-trigo

Bolsa de Cereales

De su interés:

Dejar mi opinion

Copyrıght 2014 SectorAgropecuario.com All RIGHTS RESERVED.