Nuevos Usos de la Soja. La oleaginosa frente a los aportes para la alimentación, la salud y la industria

Los aportes de la soja a la industria, a través de los nuevos usos, podrían cambiar el escenario del cultivo para las próximas décadas. Especialista destacaron los avances del segmento automotriz, que en EE.UU. ha logrado sustituir a productos derivados del petróleo, para sus terminaciones.

Voceros de la empresa Ford, comentaron frente al auditorio del Seminario de Acsoja, como lograron sustituir el 100 % de los respaldos de asientos y el 80 % de los apoya cabezas de los automóviles con espuma de la oleaginosa. Los biomateriales garantizan un mismo lapso de durabilidad, aunque con materiales reciclables y una consciente preservación del medio ambiente.

Dra. Déborah Mielewski, Especialista en plástico.

La Asociación de la Cadena de la Soja Argentina (ACSOJA), presentó durante su seminario, una video conferencia con la Dra. Déborah Mielewski, líder técnica del grupo de investigaciones en plástico del Centro de Innovación e Investigación de Ford Motor Company en Dearborn, Michigan.

En ese marco, la charla se centró en el uso de los polioles en la industria automotriz y la revolución que han generado los derivados de la soja en esta empresa.

Mielewski comentó, que su equipo fue el primero en demostrar que la espuma de soja cumple con todos los requisitos establecidos para los asientos de automóviles.

También relató, en forma cronológica que Ford empezó a usar espuma de soja en el modelo Mustang, a partir del año 2008; aunque el proyecto del programa de utilización de biomateriales se inició en el año 2002.

Las mediciones de la empresa, ya indican que la utilización de este nuevo material ha logrado reducir la contaminación (CO2) y gases de efecto invernadero, en un porcentual superior a los 25 millones de libras al año.

Esto determinó, que actualmente ahora todos los vehículos de Ford North América. Ingresen al sistema de terminación con biomateriales.

Hoy, el 100% de respaldos y asientos, más el 75% de los apoya cabezas en los Estados Unidos están hechos con espuma de soja y el tapizado del techo del Ford Escape también está hecho con esta espuma.

“Las bio espumas reducen la dependencia al petróleo en más de 5 millones de libras por año”, dijo Mielewski, agregando que el grupo sigue liderando el desarrollo de materiales plásticos que cumplan con las estrictas normas de la industria, entre otros, plásticos reforzados con fibras naturales y resinas polímeras hechas con materiales renovables.

“Ha sido un éxito el desarrollo e implementación de polipropileno relleno de trigo, que se empezó a usar en 2010 en las zonas de guardado del Ford Flex. Este material usa un sistema de gestión de residuos, es más liviano que el talco o los materiales rellenos de vidrio y además reduce las emisiones de CO2, expresó remarcando que en 2013, se hizo el lanzamiento de un compuesto a base de celulosa en el sustrato del apoya brazo de la consola de piso del Lincoln MKS.

La Dra. Mielewski es una apasionada del trabajo que realiza para reducir la huella ambiental de Ford. En su síntesis, consideró que estos materiales nuevos van a dominar el mercado en el futuro y la empresa que representa se ha colocado a la vanguardia en todo los Estados Unidos y otras partes del mundo.

Sobre el cierre, comentó que si uno comparara la espuma a base de petróleo con una a base de soja, la durabilidad es la misma y eso marcó una tendencia inmediata en las decisiones para su implementación.

Para el 2015, la empresa ya ha seleccionado una serie de biomateriales que utilizará para sus productos. “Ya estamos trabajando con paja de trigo, con lino y cáscara de arroz que al mezclarse con plásticos se transforman en excelentes aislantes eléctricos”, dijo.

A su vez, comentó que esperan la autorización del gobierno de EE.UU. para utilizar los billetes (dinero) viejo o en desuso para procesarlo, extraer sus fibras naturales y con ellas generar nuevos componentes para los autos. Por ahora, un avance con los envases (Pet – Polímero Plástico) de Coca Cola han sido utilizados para la generación de tapizados en vehículos deportivos con muy buenos resultados. La empresa espera introducir otros materiales reciclables de Nike, P&G y Heinz.

Soja salud

Otra de las disertaciones que puso a la luz los nuevos usos de la soja, fue la del Dr. Mark Messina.

Este especialista en temas de nutrición fue de ello, a considerar que los alimentos de soja parecen ser especialmente buenos para las mujeres menopáusicas.

Messina, comentó que en los últimos veinte años, ha habido investigaciones rigurosas sobre los efectos en la salud de alimentos elaborados a partir de la soja. El interés en la soja se debe a que es una fuente muy rica de isoflavonas. Las isoflavonas son fitoestrógenos que difieren del estrógeno tanto a nivel celular como clínico. Se asegura que las isoflavonas reducen el riesgo de varias enfermedades crónicas si bien sus efectos estrogénicos también han generado preocupación por la posibilidad de que empeoren el pronóstico de pacientes con cáncer de mama. Esta preocupación es infundada porque los datos clínicos muestran que la exposición a isoflavonas no afecta de manera negativa los marcadores del riesgo del cáncer de mama. Además, estudios prospectivos epidemiológicos indican que la ingesta de soja post diagnóstico reduce la recurrencia del cáncer y mejora la sobrevida. Además, hay datos que sugieren que un consumo moderado de soja durante la niñez y la adolescencia reduce sustancialmente el riesgo de cáncer de mama en la vida adulta. También hay datos clínicos y epidemiológicos robustos que indican que los alimentos de soja tienen un efecto positivo sobre los factores de riesgo de cardiopatías y que reducen los eventos coronarios, incluido el infarto de miocardio y el stroke.

Por último, Messina remarcó que la investigación clínica indica que las isoflavonas alivian los síntomas de la menopausia y hay evidencia de que mejoran la piel.

La conferencia de cierre al Panel sobre los Nuevos Usos de la Soja, estuvo a cargo del Ingeniero en Acuicultura, Lucas Maglio, quien presento a la actividad como la próxima revolución en la producción de alimentos.

Su conferencia, mostró como la actividad productiva alcanzó –a nivel mundial- un mayor crecimiento en los últimos 30 años.

También dijo que en la acuicultura, podría recaer la mayor responsabilidad para sostener la demanda de alimentos a futuro.

Maglio, graficó cómo en el año 2050 la humanidad consumirá un 70% más de alimentos que los que se producen actualmente. “Tanto la pesca extractiva como las tierras para cultivos están colapsadas o cercanas al límite de su capacidad”, subrayó.

Al cierre, relacionó la soja como un alimento fundamental para la cría de peces y remarcó; “en la actualidad se consumen en Argentina unas 3200 toneladas de alimento para peces de cultivo, con los niveles de inclusión mencionados se estaría utilizando unas 800 toneladas de harina de soja y unas 300 de aceite de soja. La acuicultura es la manera más eficiente de convertir la soja en proteína animal”.

 

Asociación de la Cadena de la Soja Argentina
Seminario ACSOJA 2014

De su interés:

Dejar mi opinion

Copyrıght 2014 SectorAgropecuario.com All RIGHTS RESERVED.