No hay con qué darle

La zafra 2020 comenzó a caminar en el centro sudeste de la provincia de Buenos Aires, y como en una vieja y sana costumbre la dedicación, empeño e inversión de los productores comenzó a desfilar en los diferentes corrales de las ferias en terneros y terneras que derrochaban clase y calidad.

Estas dos últimas semanas del mes de febrero le abrieron la tranquera a un momento del año en donde la ternerada sale a relucir, y así lo entendieron los consignatarios, generando importantes embretes y los compradores que dijeron presente en cada instalación feria de la región.  Tanto machos como hembras reflejaron la labor de todo un año a la hora de seleccionar la genética implementada y el trabajo posterior para llegar a una gran ternerada.

Si bien a comienzo de año los valores eran sostenidos, lo que principalmente dominaba los corrales eran novillitos y vaquillonas con edad;  y cuando aparecía algún lote con ternero nuevo los números resaltaban. En éstos últimos quince días los machos y hembras del 2020 coparon los corrales y los precios le dieron continuidad a la suba de la invernada.

El negocio  también estuvo empujado por la suba en el consumo y una estabilidad en el precio de maíz, haciendo más satisfactorios los números para el engordador. Además de los buenos precios y de la calidad expuesta en cada una de las subastas, otra de las cosas que se destaca en estos momentos del año es la puja constante entre martillero y comprador, dejando a las claras a la oferta y la demanda como protagonista principal en cada feria.

Cada año se espera con ansias el momento de la zafra para saber cómo será la ternerada; qué valores de referencia se tomarán, y para qué lado de la balanza se inclinarán los precios de la hacienda. Las cartas se empezaron a mostrar con valores que acompañan y un interés fuerte a la hora de comprar.

Otras categorías que también fueron protagonistas en estos últimos días fueron la hacienda a la balanza y los vientres. La primera con valores similares, y en algunas categorías superiores a los que manda Liniers, sobre todo en lotes puntuales de vaca buena y novillitos y vaquillonas terminados a corral. Y la segunda, con ofertas por momentos importantes, pero con valores que no salen de los promedios habituales, se defienden por la calidad y se van a compradores que buscan reinvertir y darle continuidad al negocio.

VALORES DE REFERENCIA

Pablo Retondo
Sector Agropecuario
Con Aire de Campo

De su interés:

Dejar mi opinion

Copyrıght 2014 SectorAgropecuario.com All RIGHTS RESERVED.