La devaluación trae complicaciones para las economías regionales

La suba de costos de producción y problemas de acceso al financiamiento son las principales limitantes de las producciones regionales

La devaluación de un 20% que exhibió el peso argentino desde la semana pasada, propone un escenario económico y financiero de incertidumbre respecto a cuál será el verdadero impacto que tendrá sobre los insumos agrícolas dolarizados, debido a las necesidades que tienen las economías regionales de avanzar con la inversión en distintas labores agrícolas.

Jorge Paolini, referente de la Asociación Plantadores de Arroz de Entre Ríos, expresó: «En treinta días, en la zona del Litoral debemos comenzar con la siembra de la nueva campaña de arroz, donde ya no veníamos bien y ahora con la volatilidad cambiaria quedamos totalmente descolocados. Será difícil sostener el área de siembra y que no siga cayendo».

«Para las economías regionales en general, y en especial para el arroz, esto fue la peor noticia: se habla de la devaluación y esta no nos sirve, ya que así nos aumenta todo y con la energía, que es el 30 al 40% del costo de producción, después de tres meses no se sabe qué precio va a tener», explicó Paolini.

También, el productor reconoció que en lo que se refiere al financiamiento de la campaña «los arroceros entrerrianos estamos a la buena de Dios: hoy no tenemos financiamiento», y explicó que el escenario impositivo para el 2020 no se presenta como positivo «ya que nunca en la historia tuvimos derechos de exportación tan altos, como son el pago de 3 a 4 pesos por dólar exportado. Así ya tuvimos la peor área de cultivo de los últimos dos décadas», comentó.

Por su parte, Pablo Vernengo, Director Ejecutivo de Economías Regionales de la CAME, detalló el momento que atraviesa el sector productivo del interior del país: «estamos en un momento muy complicado, donde la incertidumbre nos aborda a todos, porque no hay precio de referencia para la producción por la volatilidad que ofrece el tipo de cambio».

Con respecto a las economías del interior Vernengo dijo: «sus insumos están dolarizados, este es el caso del fertilizante y también de los agroquímicos, sin olvidar el combustible, que está en un proceso de congelamiento. Además, el sector agropecuario y las economías regionales, no podemos soportar más la elevación de los costos por presión impositiva o suba del valor de los insumos».

«Por ello, necesitamos tener rentabilidad y la posibilidad de poner el sistema productivo en marcha: sin producción no podemos conseguir los recursos necesarios para pagar nuestras obligaciones».

Finalmente, sobre la suba de un 20% que experimentó el tipo de cambio en poco más de una semana, el referente de la CAME expresó: «desde el ámbito gubernamental se debe acompañar a las PyMES. El negocio de la devaluación es para muy pocos y fundamentalmente beneficia a los grupos más concentrados. Si los costos internos se distorsionan y acompañan la devaluación, vamos a estar en iguales condiciones que previamente a las PASO. Hoy tenemos una distorsión de precios muy marcada».

Infobae

De su interés:

Dejar mi opinion

Copyrıght 2014 SectorAgropecuario.com All RIGHTS RESERVED.