Infestación de roedores. Etapa de Diagnóstico: Cuando los anillos se acercan

El Ing. Agr. Marcelo Hoyos, especialista en Higiene Ambiental de BASF, comenta sobre los niveles de infestación de roedores en las actividades agroindustriales.

Es un tema de reflexión muy interesante para aquellas personas que trabajan en actividades agro productivas.

 

En BASF desarrollamos, en estos años, modelos de diagnóstico de presencia de roedores, moscas, etc.

 

En el caso de los roedores trabajamos con los llamados anillos o franjas concéntricas donde podemos visualizar zonas por donde los roedores generalmente anidan, transitan y se alimentan.

 

1-    Hay una franja externa donde, generalmente, podemos encontrar las madrigueras de la especie Rattus norvegicus,

2-    un anillo medio donde, generalmente, transitan.

3-    y un espacio interno donde generalmente se alimentan.

 

Se sabe que esto no ocurre de la misma manera especialmente en las tres especies de roedores que conviven con nosotros llamados roedores sinantrópicos: Rata de Noruega, Rata de tirante y la laucha común.

 

Es importante durante el diagnóstico entender individualizar y registrar esas franjas  pero correlacionarlas con la especie de roedor ya que puede haber diferencias marcadas entre ellas.

 

Hay una constante a la hora de visitar ambientes productivos donde nos encontramos con personal que nos consulta sobre el problema que existe en los lugares de consumo de alimento y se centra su preocupación sólo en estos sitios pero sin tener en cuenta otras zonas o áreas importantes. Hay que levantar  la vista para ver los otros ambientes y zonas.

 

Esto es una situación frecuente y que hay que tratar de solucionar porque se sabe que los roedores que están presentes en el lugar donde está el alimento son los llamados roedores alfa, que son más agresivos, más fuertes y físicamente preparados para luchar por ese territorio pero debemos comprender que esto puede representar sólo el 10 o 15 % de la población total presenten en el lugar.

 

¿Dónde está el 85% restante?

 

Están protegidos en madrigueras y en nidos alejados del lugar de consumo. Gazapos no destetados, otros destetados pero muy pequeños para salir a competir por espacio y comida y otros más como hembras amamantando o por parir, y también los más viejos. Las madrigueras pueden estar cerca o lejos, desde pocos metros a más de 100 metros de distancia del lugar de consumo de alimento y esto depende mucho de la especie presente pero también de la calidad del programa de control o de la actitud del responsable de la actividad productiva o de control.

 

Por eso el análisis comienza cuando vamos llegando e ingresando al ambiente productivo, en las calles de acceso, observando a los vecinos y que actividad se desarrollan alrededor de la planta, también los microambientes que pueden servir de refugio de roedores.

 

Cuando llegamos al lugar ya tenemos un diagnóstico de base que nos permite saber qué ocurre en la parte externa.

 

¿Qué ocurre cuando los tres anillos se acercan al alimento?
Esto se da cuando encontramos nidos por sobre nuestras cabezas, o madrigueras a pocos metros de la actividad productiva.

 

Aquí estamos en presencia de una situación grave de infestación y esto no nos tiene que ocurrir bajo ningún concepto.

 

Los programas deben prevenir esta situación. Este descuido puede generar riesgos y daños importantes al productor.

 

Los anillos o áreas externas cerca del lugar de consumo indican que hay un descuido, una actitud donde se permitió que las especies invadieran y tomaran confianza y pudieran anidar prácticamente al lado de donde está el alimento.  Estas son situaciones acciones que ocurren por  acción u omisión.

 

Por otro lado esto significa que la presión de plaga es muy alta y conlleva a un ambiente altamente contaminante, con posible riesgo de enfermedades y de parásitos y todo lo que puedan transmitir algunas especies de roedores de campo como los ratones de campo ya que pueden ser vectores de dos virosis muy importantes como la FHA (Fiebre Hemorrágica Argentina) y el Hantavirus.

 

En resumen

 

•    Abrir bien los ojos, observar el lugar de consumo, pero también, aquellos lugares alejados al punto de cría
•    Anotar, describir, documentar y mapear estos sitios.
•    Tener en cuenta que los patrones pueden cambiar en el tiempo. Hay un dinamismo que debemos tener en cuenta.
•    Si no realizamos un adecuado diagnóstico el problema se vuelve crónico y no se termina de resolver.
•    Ahí radica la diferencia entre terminar con el problema o convivir eternamente con éste.

 

 

Ing. Agr. Marcelo Hoyos
Gerencia Técnica Desarrollo de Mercado Non Crop S-APS/SV
Phone: +5411-4317 9623 Mobile: 011 15 4054 9623 E-Mail: ambiental-ar@basf.com
Postal Address: BASF Argentina S.A., Tucumán 1 – Edificio República, C1049AAA Buenos Aires, Argentina

De su interés:

Dejar mi opinion

Copyrıght 2014 SectorAgropecuario.com All RIGHTS RESERVED.