Importancia del Control de roedores en granja de reproductores avícolas. La Cultura de la bioseguridad

Marcelo Hoyos, Ingeniero responsable del desarrollo técnico de Higiene Ambiental de BASF, detalla aspectos a considerar en el programa de control de roedores en granjas de reproductores avícolas dentro del esquema de bioseguridad.

En primer lugar, es menester aclarar que es una granja de reproductores: todos los pollos para consumo que se ven en la góndola del supermercado o carnicería, provienen de una granja en producción que transforma un pollito bebe de solo 40gr de peso, en un pollo de 2,50kg, 2,70kg al cabo de 45 días siguiendo un proceso de alimentación y cuidados veterinarios muy estrictos.

 

Ese pollito BB nace en una incubadora en grandes cantidades para abastecer el consumo interno dentro del sector de producción y se gestan a partir de padres que tienen una carga genética que permiten que ese pollo BB sea una verdaderamente un “formula 1 de la conversión” (transforma en carne lo que consume con una eficiencia elevada) y esos padres a su vez tienen abuelos originan los padres. Esta pirámide de abuelos y padres hasta la parte de incubación en un proceso dinámico y continuo los cuales tienen niveles y estándares de bioseguridad altísimos.

 

Esto se debe a que si se introduce una bacteria, virus u otro contaminante en un plantel y que afecte la salud de estos animales ya sean los Abuelos, Padres y huevos fértiles en incubación, puede generar pérdidas económicas importantes para la empresa y con impacto en la avicultura en general ya que los status sanitarios afectan a toda la avicultura del país. Perder una línea genética conlleva desastres económicos y años de recuperación y esto puede generarse con la presencia de solo un roedor contaminado.

 

Los roedores son vectores de varias enfermedades que pueden transmitir a las aves, una de ellas es la peligrosa bacteria Salmonela.

 

Estas granjas especiales donde se crían y se reproducen los abuelos y padres, son como salas de “terapia intensiva” de un hospital, la gente que trabaja allí debe estar muy capacitada, debe seguir una rutina de aseo y normas de bioseguridad estrictas.

 

El programa de control de roedores en granjas de reproductores:

 

Mencionamos que características debe presentar un programa sustentable de control.

 

  1. 1.      Amplitud del programa:

El programa de control de roedores, no solo pasa por prevenir que los roedores transmitan enfermedades a los animales sino también que dañen seriamente a las instalaciones (cortocircuitos e incendios) pero así también prevenir la salud de los operarios de enfermedades como Hantavirus y otras 35 más. Muchas aéreas de nuestro país hay zonas donde la los casos de enfermos por Hantavirus coinciden con las áreas avícolas de producción. Entendemos que desde una visión más amplia, el ambiente laboral debe ser saludable en ese sentido y sabemos que si se convive con altas poblaciones de roedores ese ámbito no se logra

  1. 2.      El programa de control debe ser permanente: No utilizar métodos o acciones reactivas de corto plazo ante la presencia de roedores. Tienen que ser programas de corto, mediano y largo plazo basados en:
  • un buen diagnóstico, donde esté establecido el patrón de comportamiento de los roedores, identificación la o las especies presentes, mapeo de zonas críticas, situación del ordenamiento y saneamiento de la granja, manejo y disposición de la mortandad de animales. Manejo de los residuos o la basura. Nivel de infestación actual o potencial, también el nivel de conocimientos de los operarios en materia de biología y comportamiento de roedores, etc.

 

IMPORTANTE: Aunque la granja no tenga roedores, hay que estar preparado para cualquier tipo de invasión mediante un plan de estrategias de prevención continua.

       3.      El programa de control de roedores dentro de la cultura de la bioseguridad:

Lo importante es que se incluya dentro de la política de bioseguridad y que el programa de control de plagas esté integrado de manera permanente. El paraguas del ordenamiento y saneamiento, todo lo que hagamos desde lo cultural o sea dejar la menor cantidad de residuos alimenticios para los roedores, la disposición de los pollos muertos (Este es un elemento crítico sino se convierte en alimento), etc. de esta manera se reduce la “capacidad de carga”

 

La capacidad de carga ambiental, es el aporte que genera el hombre y el ambiente que da un espacio que permite a los roedores instalarse y reproducirse en un lugar. Por ej.  la abundancia y disponibilidad de recursos alimenticios por problemas de ordenamiento.

        4.      El programa de gestión de roedores debe ser dinámico:

De nada sirve realizar acciones esporádicas o reactivas de control ya que el ambiente propicia un espacio para que puedan regresar otras colonias al espacio ya saneado. No bajar los brazos y no salir desesperados a comprar un raticida. Estas medidas sin programación previa y no integradas al programa de bioseguridad terminan por poner en riesgo el mismo.

5.      El programa tiene que ser autogestionable:

O sea lo debe realizar el mismo personal que trabaja en la planta. Esto se debe a que no es posible el ingreso de personas externas a la granja por lo tanto una empresa de control de plagas difícilmente tenga este acceso. Entonces quién lo realiza? Nuestra estrategia que llevamos adelante en BASF en estos casos, es la capacitación desde la A a la Z a los operarios que se encarguen del tema de manera tal que ellos desarrollen capacidades en gestión del medioambiente y control de roedores. La autogestión es volcar la experiencia de entrenamientos, conocimientos en el control de vectores en granjas con personal de la propia empresa avícola.

6.      La capacitación como eje del programa:

 

Lo que hicimos esta semana fue capacitar a los veterinarios y operarios que trabajan dentro de la granja de reproductores. Les presentamos las herramientas químicas: el Storm® y el nuevo Storm® Secure, como utilizarlas dentro de una estrategia basada en un correcto diagnóstico, uso seguro, eficaz y con las dosis mínimas requeridas.

 

Explicamos cómo documentar de manera precisa los índices de gestión (estaciones de cebado, consumo de rodenticida, etc.). Revisamos situaciones o casos especiales que pueden presentarse y realizamos un verdadero debate con intercambio  de experiencias.

 

Pero más allá de todo esto hicimos hincapié en desarrollar ese concepto cultural donde todos los operarios son coparticipes en la gestión, si alguien ve algo que pueda afectar el status debe informarlo inmediatamente al equipo encargado del control.

 

Esa es la cultura de la bioseguridad. Es aquella que se vive y se respira en un área tan importante como esta en base a entrenamiento y capacitación permanentes. Ayudar a mantener el status de bioseguridad es tarea de todos y BASF desde el sector de Higiene Ambiental, acompaña este proceso.

 

Ing. Agr. Marcelo Hoyos
Gerencia Técnica Desarrollo de Mercado Non Crop S-APS/SV
Phone: +5411-4317 9623 Mobile: 011 15 4054 9623 E-Mail: ambiental-ar@basf.com
Postal Address: BASF Argentina S.A., Tucumán 1 – Edificio República, C1049AAA Buenos Aires, Argentina

De su interés:

Dejar mi opinion

Copyrıght 2014 SectorAgropecuario.com All RIGHTS RESERVED.