Horizonte agrícola con quebrantos

El cuadro muestra la proyección de resultados para la zona Oeste de Buenos Aires, sobre la base de los precios estimados a cosecha 2015 para trigo y granos gruesos. Las cifras son para los cultivos realizados en campo propio y bajo la forma de arrendamiento.

La soja mayo/15 en el MAT cotizaba al cierre de esta nota a 246 u$s/tn, 12 u$s/tn menos que hace un mes, y 53 u$s/tn por debajo del máximo de 299 u$s/tn que alcanzó desde que comenzó a operar esa posición. El maíz Abril/15 cerró en 118 u$s/tn, y acumula una caída de 52 u$s/tn desde una cotización máxima de 170 u$s/tn. El trigo ene/15 cerró a 159 u$s/tn y acumula una caída de 49 v/tn desde los 208 u$s/tn que alcanzó en mayo.

Para siembras por administración en campo propio, sólo la soja y el girasol muestran resultados que escapan del quebranto. Ante la baja en los precios, los rindes de indiferencia que se necesitan para cubrir los costos son cada vez más altos El rinde de indiferencia para el trigo es de 41 qq/ha y para soja 2ª es de 18 qq/ha. El maíz muestra un quebranto importante en el resultado neto proyectado. El rinde de indiferencia en este cultivo es de 117 qq/ha. Para girasol el rinde de indiferencia es de 17 qq/ha y para soja de 1ª de 29 qq/ha. En todos los casos (en mayor medida en trigo y en maíz) se trata de rindes excepcionales para la zona que sólo se alcanzan con un clima excelente y con manejo perfecto del cultivo.

En campo arrendado los quebrantos proyectados son de mayor magnitud aún, especialmente en maíz, trigo y soja. Los rindes de indiferencia en trigo son de 50 qq/ha, en soja de 2ª de 24 qq/ha, en maíz de 133 qq/ha, en girasol de 22 qq/ha, y en soja de 1ª son de 37 qq/ha. En el caso del trigo y el maíz, se trata de rindes promedio inalcanzables en esta zona.

Llama la atención la magnitud del quebranto proyectado en trigo y en maíz. El maíz requiere una elevada inversión en semilla y fertilizantes. El costo de comercialización, que representa el 56% del ingreso bruto, es muy elevado, ya que deber soportar un flete de 400 km a puerto.

El costo total en maíz para un rinde de 70 qq/ha (incluye costos directos, comerciales y de estructura) es de 153 u$s/tn en campo propio y de 165 u$s/tn en campo arrendado. En trigo, el costo total para un rinde de 30 qq/ha es de 197 u$s/tn en campo propio y de 228 u$s/tn en campo arrendado. En todos los casos el costo por tonelada es más alto que el precio a cosecha.

Para la soja de 1ª, el costo por tonelada en campo propio para un rinde de 30 qq/ha es de 243 u$stn, pero en campo arrendado es de 286 u$s/tn (más alto que el precio a cosecha). En trigo y en maíz no es posible salir del quebranto con rinde, porque están en niveles prácticamente inalcanzables. Sólo es posible con precios más altos, y en el contexto actual, esto se logra eliminando las retenciones.

Ámbito Financiero

De su interés:

Dejar mi opinion

Copyrıght 2014 SectorAgropecuario.com All RIGHTS RESERVED.