En 2019 el consumo de carne vacuna cayó al menor nivel de la década

El consumo de carne vacuna en la Argentina cayó el año pasado al nivel más bajo de la última década, según reflejó un informe privado.

De acuerdo a la Cámara de la Industria y el Comercio de Carnes (Ciccra), en 2019 el consumo por habitante se ubicó en 51,2 kilos, una baja del 9,5% en relación con 2018.

Para comparar, el anterior registro más bajo de la década en la serie de la entidad fue en 2011, con un nivel de 54,6 kilos por habitante año.

La crisis y la caída del poder adquisitivo de la población tuvieron un impacto directo en el consumo, más allá de que en los últimos años también creció el consumo de carnes alternativas, como el pollo y el cerdo.

En tanto, si bien el año pasado las exportaciones lograron un récord y lo mismo pasó con su participación sobre el total producido de carne, las ventas al exterior no influyeron sobre la merma del consumo. Según Ciccra, el año pasado de una producción total de 3.122.000 toneladas res con hueso (un 1,8% más que en 2018), el 73,4% fue para el mercado interno y el 26,6% a la exportación.

Respecto de los precios al público, en 2019 la carne vacuna en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) subió para los distintos cortes un promedio de 63,4%, mientras el pollo lo hizo menos, un 53,1%. Quien le ganó a la carne vacuna la carrera por los precios fue el cerdo, que se encareció durante todo 2019 un 72,4%. Si se compara con la inflación, que para Ciccra en 2019 fue de casi 53%, la carne vacuna subió 6,8% sobre el Índice General de Precios (IPC).

En tanto, puntualmente en diciembre pasado, la carne vacuna al público se encareció 5,4%, de acuerdo al relevamiento de la cámara sectorial.

Mientras el consumo interno de carne vacuna bajó, en 2019 la Argentina logró un récord de exportación, superando una marca de 1969. Según Ciccra, el año pasado el país colocó en el exterior 831.000 toneladas res con hueso.

El nuevo récord de exportación, que dejó atrás las 775.000 toneladas del registro de 1969, representó un crecimiento del 47,9% en volumen respecto de 2018. En tanto, en valor entre enero y noviembre pasados (falta el dato de diciembre último) el negocio de la exportación aportó US$2723,5 millones, una mejora del 53,1% versus igual período de 2018.

La fuerte demanda de China, el mayor comprador, explicó el incremento de las exportaciones. Medidas en toneladas peso producto, ese país adquirió 374.500 toneladas en los primeros once meses de 2019. Esto significó un incremento del 104,3% versus 2018.

«Los embarques a China alcanzaron una participación de 75% sobre el volumen total exportado, al tiempo que explicaron la totalidad del crecimiento del volumen exportado desde Argentina a lo largo del año», expresó Ciccra en su informe.

En valor, entre enero y noviembre de 2019 las ventas a China dejaron ingresos por 1779,2 millones de dólares, una mejora del 132,2% anual. Además, a ese país aumentó un 13,6% anual el precio promedio de exportación, que se ubicó en 4751 dólares por tonelada.

China tuvo el año pasado una fuerte caída de su stock porcino, el más grande del mundo, debido a la peste porcina africana. Esto impulsó no solo fuertes compras chinas por carne de cerdo, sino también de carne vacuna.

Belkis Martinez
La Nacion

De su interés:

Dejar mi opinion

Copyrıght 2014 SectorAgropecuario.com All RIGHTS RESERVED.