El impacto de la «Varroa destructor» en la producción apícola mundial

Como en todo sistema de producción rural los problemas son varios. La Apicultura no escapa a la diversidad de dificultades que enfrenta; pero la varroosis es para todos el gran obstaculo y sobre todo el manejo para combatirla.

Con años de experiencia en la producción apícola y en la docencia, invitamos a Edelmar Abratte, quién se refiere a la Varroa y su experiencia en el control.

La varroasis de la abeja Apis mellifera es considerada la plaga que causa mayor impacto económico en la apicultura mundial.

La Varroa es un parásito, la «garrapata de las abejas», es un ácaro ectoparásito, de la familia varroidae, de las especies A. mellifera y Apis cerana, considerada como una parasitosis externa, que afecta a la abeja melífera (reina, obrera y zángano) en todos sus estadios de desarrollo (cría y adultos), considerada grave, por causar una alta mortalidad. La hembra de Varroa parasita a la abeja, alimentándose de hemolinfa (lo equivalente a la sangre), las hembras consumen hemolinfa cada 2 horas y son las que se observan sobre las abejas, tienen forma elíptica, no así el macho, que puede confundirse con formas inmaduras de la hembra. En A. cerana hay convolución, se genera un equilibrio donde coexisten el huésped y el parásito, se reproduce en las celdas de zánganos y no en la de obreras, como es el caso de Varroa destructor.

El daño mayor ocurre porque las varroas se aparean y reproducen dentro de las celdas de incubación o cámaras de cría operculada, alimentándose de las pupas en desarrollo. Durante este proceso pueden también actuar como transmisores de otros parásitos y enfermedades de A. mellifera, y muchas pupas nacen deformes, limitando su función.

Sector Agropecuario

De su interés:

Dejar mi opinion

Copyrıght 2014 SectorAgropecuario.com All RIGHTS RESERVED.