El desafío del próximo gobierno será recuperar la confianza

La alteración en los precios; la devaluación; los problemas rentabilidad; las trabas al exportador y el estancamiento en el crecimiento de las economías regionales, son algunos de los temas que generan grandes dolores de cabeza en el productor local. Es por ello que consultamos al especialista David Miazzo, Lic. en Economía y Coordinador de Investigaciones de FADA (Fundación Agropecuaria para el desarrollo de Argentina), para que nos aconseje sobre qué medidas tomar al respecto.

Desde la entidad, constituida por empresarios de la comunidad agroalimentaria, buscan difundir distintas políticas públicas que contribuyan al desarrollo integral del país.

Miazzo confirmó que «los derechos de exportación siguen persistiendo con atraso cambiario bajo y con precios internacionales bajos, que generan problemas económicos y de rentabilidad muy grande para los productores». Ésto se traduce en un gran inconveniente para la sustentabilidad de los suelos ya que habría que producir mucho más.

Para ello recomienda al equipo económico que tome lugar en las próximas elecciones, dos posibles salidas. En primer lugar: «no desestabilizar el corto plazo»(en un contexto con industrias y mercado exportador en crisis), lo que generaría ajustes más graduales y menores. En ese sentido, «la devaluación podría ser de hasta un 20% o 30%; el ajuste fiscal sería leve con aumento de tasas de interés para que no se dispare el dólar». En segundo lugar, «apostar al largo plazo, para equilibrar de manera más rápida».

Desde su visión como economista no supone que la situación de cosecha «sea tan mala como la de siembra». Y de cara al próximo años considera que «podría haber una reducción en los derechos de exportación y eso mejoraría enormemente la situación. Especialmente para el trigo y el maíz que serían los más favorecidos con este cambio».

En cuanto al papel del Estado sobre las economías regionales opina que «ha generado grandes presiones en los sectores más bajos de la industria, lo que no permite su crecimiento. Lo único que ha crecido es el Estado y el empleo público».

Al ser consultado sobre la actualización de datos de los impuestos provinciales y nacionales, en relación al último informe realizado en septiembre (que incluye soja, trigo, girasol y maíz), comentó que «la brecha normal de mercado que puede haber se amplió hasta un 20% desde la existencia de los roes en el 2008″.

También reconoció que existen desequilibrios que se han acumulado a lo largo de estos años y ésto requiere de un tiempo determinado para que se puedan equiparar y, en el proceso, los costos los pagamos entre todos: «Como economista entiendo que el país no es sustentable con una economía con política cambiaria» dijo.

Para echar un poco de luz a un panorama tan desalentador, afirmó que el campo argentino tiene grandes capacidades para generar recursos; ciclos de respuesta muy rápidos y más ventajas competitivas con respecto al exterior. Por lo que puede generar más exportaciones que otros sectores como es el automotriz y petroquímico que globalmente son «deficitarios».

En este caso, es indispensable recuperar la confianza del consumidor para que invierta, elemento clave en el que debe profundizar el próximo gobierno, sumado también a un plan económico sólido.

Sector Agropecuario

 

 

De su interés:

Dejar mi opinion

Copyrıght 2014 SectorAgropecuario.com All RIGHTS RESERVED.