Dengue. La importancia del índice de Breteau (IB) en la prevención y control

Marcelo Hoyos, integrante del equipo de Higiene Ambiental de BASF, comenta la situación del Dengue en la Argentina y países limítrofes. Destaca  la importancia de establecer índices para la prevención y el control.

En esta época se presentan con más frecuencia los casos de dengue, el monitoreo (dónde se desarrolla y cuáles son los hábitos) es una tarea que hay que realizarla durante todo el año pero preferentemente a la salida del invierno, generando índices.

 

La situación actual en la semana 10 (SE 10) es el resultado de muchas acciones que lamentablemente se han dejado pasar en su momento. Este es el “iceberg” que se nos presenta como consecuencia del descuido de los meses previos. En nuestro país la mitad de la población vive en zonas donde puede contraer la enfermedad.

 

Cuando ya tenemos enfermos de Dengue autóctono, la situación se vuelve más crítica porque indica que el virus, tanto en el mosquito como en el ser humano, está circulando.

 

El Dengue en números (Fuente: Ministerio de Salud de la Nación)

 

En Argentina hay 1.941 casos notificados con síntomas de dengue durante el 2013 hasta la semana 10 del 2013.

114 fueron confirmados y 13 de ellos ocurrieron en la última semana.

Los casos autóctonos se produjeron en las provincias de Salta (DEN4), Córdoba (DEN 1 y DEN 4) y Ciudad Autónoma de Bs. As. (DEN 2)

[list style=check]

  • En la región del NOA 30% de las notificaciones de Dengue,
  • En el NEA 33% y
  • En la región centro 37%
    • Córdoba: de 20 casos, 18 fueron autóctonos,
    • Salta: de 46 casos, 36 fueron autóctonos
    • Ciudad de Bs As: 16 casos. 1 fue autóctono
    • Buenos Aires: 20 casos todos importados
    • Misiones hay 213 casos.

[/list]

[list style=check]

  • Paraguay tiene 45.800 casos confirmados y muertos por dengue hemorrágico 29.
  • Uruguay apareció el primer caso.
  • Brasil tiene 204.000 casos.
  • Bolivia eleva a 7.000 los casos.

[/list]

Son números importantes de análisis a nivel regional en lo que va del año 2013.

 

Sabemos que están circulando en el país varios serotipos del virus. Esto le agrega un factor de riesgo adicional porque si alguien de Buenos Aires, que fuera infectado por el DEN2, viaja a Salta y se posteriormente se contagia con un mosquito portador de otro serotipo diferente al 2, puede contraer el llamado y temido Dengue Hemorrágico, que es sumamente peligroso para la salud provocando hemorragias que pueden terminar con la vida de la persona si no es tratada a tiempo.

 

El status por muertes por Dengue Hemorrágico es:

 

[list style=pencil]

  • Brasil (hasta la semana 7 del 2013)= 33 muertes
  • Paraguay = (hasta la semana 8 del 2013)= 29 muertes

[/list]

 

La importancia de los índices

 

El Dengue presenta dos aspectos importantes cuando se analiza de manera integral. Uno es la presencia de la enfermedad del Dengue y el otro es la presencia del mosquito vector Aedes a.

 

Vigilancia epidemiológica (La enfermedad): Los índices en el área de salud, revelan los casos sospechosos que reporta el hospital y que debe ser notificado oficialmente, luego se define con certeza a través de análisis de laboratorio si ese caso se confirma positivo,  también el serotipo y las muertes si hubiera por el Dengue Hemorrágico. Estos índices ya permiten a las autoridades sanitarias a avanzar en toma de decisiones pero ya seguramente algo tardías si observamos el aspecto del control del mosquito, porque el virus pudo haber estado circulando e infectando al Aedes y de éste a otras personas. Como los síntomas son parecidos a una gripe, puede ocurrir que se subestimen estos valores.

 

Vigilancia entomológica (El vector): Aquí se pueden tomar índices muy interesantes en materia de prevención. El más usado es el Índice de Breteau, representa la cantidad de recipientes positivos con presencia de larvas y pupas (por ej. el recipiente donde bebe agua el perro, algún juguete tirado, maceta que acumula agua en la base, etc.) dividido por la cantidad de las viviendas inspeccionadas el resultado se expresa en %.

 

Las escalas van del:

[list style=check]

  • 0-5% = Bajo Riesgo
  • 5-10% = Riesgo Moderado
  • Mayor 10% = Alto Riesgo

[/list]

 

Este índice se establece para las comunidades mediante un muestreo que se indican en las guías respectivas.

 

Los índices nos indican la magnitud del riesgo. Si hay pocos casos pero con muchos mosquitos Aedes, el riesgo es elevado. Si es al revés el riesgo baja considerablemente.

 

Este índice nos determina como está la base del iceberg y no solo ver los casos sospechosos como la aguja que mide la dimensión de la epidemia. La gente hasta  que manifiesta los síntomas, estuvo infectando otros mosquitos sin saberlo, aquí está la zona gris de la enfermedad.

 

Lo más importante es tratar de trabajar con los Índices de Breteau, que los puede hacer cualquier persona sin necesidad de ser especialistas (contar los recipientes, descripción de los mismos y ver si hay larvas).

Ovitrampa

Hay otro modelo para calcular la dimensión del problema de Aedes que se llama método de la ovitrampa donde se coloca en un recipiente (botella plástica cortada al medio) con agua, una maderita inmersa parcialmente de manera que sirva para detectar la postura de la hembra. Se debe colocar en sitios específicos de acuerdo a las guías. Se puede observar si hay huevos a simple vista o con una lupa, los chicos jugando pueden detectarlo fácilmente. Este índice nos permite saber qué ocurrirá con la población de adultos aun cuando se observen pocos en el ambiente, con buena anticipación para planificar acciones de corto y mediano plazo.

 

Con pequeñas cosas caseras se pueden establecer los índices que ayuden a tomar decisiones tempranas y no cuando ya el virus esté circulando en la sociedad. Si no hacemos esta evaluación vamos estar tratando de explicar cómo y por qué se difunde la enfermedad que no es la mejor noticia. La mejor noticia es que los índices de Breteau den bajos valores y estemos trabajando en las medidas de prevención de manera coordinada con todos los actores de la sociedad. (salud, educación, medios de comunicación, escuelas, municipio, ONG, etc.)

 Aedes Aegypti emerge pupa

Medidas de prevención y control del insecto:

 

Sabemos que el descacharrado es una herramienta clave para destruir criaderos y también frenar el desarrollo del mosquito, pero tenemos que comprender que esta tarea no siempre cubre la totalidad deseada de los objetos inservibles (criaderos). Muchos son objetos imposibles de mover o destruir, también hay lugares de difícil acceso o invisibles por su posición que sirven de criaderos, hay aspectos culturales en donde comprobamos por ej. que luego de una campaña oficial local de destrucción de objetos, al poco tiempo vuelve a recuperarse la cifra de recipientes en el peridomicilio, el sistema de recolección municipal que interpreta que un cacharro, no es basura y no siempre lo retira, dejando el mismo en la puerta de la vivienda, etc. Todos sabemos que es una tarea difícil y cotidiana.

 

El uso eficaz adecuado y seguro de larvicidas, insecticidas residuales y espaciales también requiere de un conocimiento y experiencia importante en los operarios y aquellos que deben tomar decisiones. Cubrir las zonas críticas e integrarlos técnicamente de manera adecuada no es tarea simple.

 

La educación como medida cultural para provocar cambios y reducir los recipientes móviles, lleva tiempo y constancia. No siempre alcanzan a toda la población educativa.

 

La existencia de brotes muy esporádicos o espaciados por varios años en algunas zonas, también hace bajar los brazos en materia de vigilancia.

 

En definitiva, la reducción de los índices de Breteau será consecuencia de la correcta armonización, planificación e integración de las medidas mencionadas con permanencia en el tiempo y con una base fuerte en capacitación al personal encargado del programa y que se comprenda que bajo ningún concepto el programa debe suspenderse aún donde a priori no se observen casos de Dengue o presencia de Mosquitos Aedes.

 

La reacción tardía conlleva a riesgos muy altos en la población, que no se deberían dejar correr. Luego vemos que la noticia es como se agotan los repelentes en el mercado, en una reacción impulsiva frente a un brote que pudo haberse evitado.

 

 

Ing. Agr. Marcelo Hoyos
Gerencia Técnica Desarrollo de Mercado Non Crop S-APS/SV
Phone: +5411-4317 9623 Mobile: 011 15 4054 9623 E-Mail: ambiental-ar@basf.com
Postal Address: BASF Argentina S.A., Tucumán 1 – Edificio República, C1049AAA Buenos Aires, Argentina

De su interés:

Dejar mi opinion

Copyrıght 2014 SectorAgropecuario.com All RIGHTS RESERVED.