Plan sanitario e intervención del veterinario en la empresa ganadera

Una vez más tuvimos la oportunidad de dialogar con Enrique «Nono» Costa, Méd. Veterinario y Profesor de la Facultad de Veterinaria de la UNLP, quien nos brindó información sobre las políticas del nuevo Plan Sanitario y su práctica en la intervención de la actividad en la empresa ganadera.

«La parte empresaria del campo ha empezado a hacer otro tipo de número, sin ninguna duda». Agregó para quienes opten por realizar su propia producción de vacas tiene que cumplir con tres requisitos:

  1. Instalaciones
  2. Alimentación (factor más importante)
  3. Plan Sanitario

En lo referente a este último reconoce que muchos productores lo ven como «un costo a pérdida» cuando en realidad no lo es, ya que puede limitar mucho la producción.

En ese sentido, el Plan Sanitario consiste en un paquete de medidas sanitarias que se aplican a un campo y se monitorean. Esta labor estaría a cargo de un veterinario contratado por el propio productor quien concurriría dos veces al mes, e implementaría una serie de medidas/controles para prevenir, controlar y erradicar enfermedades. Principalmente aquellas que surgen en época de elevadas temperaturas como las enfermedades venéreas; parásitos; conjuntivitis; carbunclo; entre otras).

Proponen que los veterinarios sean contratados para visitar los campos y realizar el monitoreo, desligando de estas responsabilidades al productor. Y evitar así cuestiones mayores como la desparacitación indiscriminada con drogas que manifiestan una gran resistencia por su uso y abuso.

Con respecto a la aparición de parásitos en época de invernada considera que no hay una temporada específica sino que «todos los meses son buenos para que aparezcan parásitos» por lo que recomienda hacer este control anualmente.

Otro de los aspectos que forman parte de este plan es la presencia de Cobre en suelo, en este caso recomienda «hacer un diagnóstico del campo y en el caso de que sea un campo con problemas de Cobre, hay que hacer tres aplicaciones estratégicas al año» (abril, agosto y diciembre). Esta aplicación corresponde a todo el rodeo, porque el animal también necesita una dosis mínima de este elemento para mantenerse saludable.

A modo de resumen el Plan Sanitario consistiría entonces en discriminar por los meses de enero a diciembre; realizar una lista de las actividades tanto de manga como de campo para prevenir enfermedades y poder acoplar estos trabajos con los de prevención, tratamiento y, (en el caso que lo requiera), de eliminación.

Sector Agropecuario

 

De su interés:

Dejar mi opinion

Copyrıght 2014 SectorAgropecuario.com All RIGHTS RESERVED.