No matemos al trigo. Más trigo es más riqueza para el país

Como ArgenTrigo queremos advertir de la gravedad de la actual situación de la cadena del Trigo y los fortísimos desequilibrios que está sufriendo la comercialización en la actualidad.

El tema del sistema de comercialización fue expresado en el discurso enunciado por Maizar, AsaGir, AcSoja y ArgenTrigo el pasado 3 de diciembre: pidiendo la eliminación de los Registros de Operaciones de Exportación  (ROE),  la  reivindicación  de  la libertad  de  los  mercados;  la reducción  de  la excesiva presión impositiva; la eliminación de las retenciones y la consolidación de los Mercados a Término con un mayor volumen de operaciones. Lamentablemente, todos estos puntos que nos preocupaban desde 2009, y que mencionamos en más de 160 notas y entrevistas en los últimos dos años, con la situación actual de precios en baja, en un contexto climático complejo, solo han empeorado.

Si esto no es corregido en forma urgente sembrar 7Mha, producir 20 Mt y desarrollar mercados para nuestros productos es una utopía ya que en este marco el primer eslabón se encuentra en una situación de quebranto y el resto de la cadena también sufre pérdidas considerables. Según Elypsis, en el trabajo Producto Bruto Trigo la reducción del área sembrada y de la producción de trigo en la Argentina provoca una caída del valor agregado por la cadena comercial de 2.544 millones de dólares, al pasar de 5.500 millones en el ciclo 2007/8 a 2.956 millones en 2013/14. En la campaña 2007/8, el cereal representaba el 2,46 por cient o del PBI y en 2013/14 cayó a 1,87 por ciento. Es la sustentabilidad económica la que tracciona la cadena generando la decisión de siembra y producción. Eliminando la señal de precios no sólo el país ha perdido alrededor de 3 millones de hectáreas de trigo, sino también mercados e ingreso de divisas. Defendemos el libre mercado, donde el precio quede determinado por oferta y demanda, sin cupos ni limitaciones, allí el mercado encontrar á su equilibrio.

La cadena de valor siempre afrontó riesgos climáticos a los cuales supo sobreponerse, la intervención actual, hace que el riesgo comercial afecte seriamente y con consecuencias que comprometen el futuro, tanto para el sector productor como para el resto de la cadena, disminuyendo la tecnología aplicada y la in versión desde la investigación a la industria.

El Estado debe estar presente en la generación de políticas  públicas que generen crecimiento y desarrollo pero no intervenir deteriorando uno de los principales motores de la economía que es el sector agroindustrial, esto pone en riesgo el destino productivo del país.

Estamos convencidos del beneficio que representa el trigo para la Argentina como fue expuesto en nuestra jornada del 20 de noviembre pasado donde el lema fue “somos parte de la solución” pero para que esto pueda materializarse, no hay que matar al Trigo previamente.

El trigo genera trabajo en una época distinta del año al resto de los cultivos y tiene un fuerte aporte en la sustentabilidad del sistema agrícola.

Lo expuesto y las otras medidas mencionadas, repercutirán en una mayor productividad y generación de riqueza para toda la cadena y toda la economía del país y sus habitantes. Argentina debe recuperar el liderazgo histórico de este cultivo y desde Argentrigo trabajamos firmemente en esa dirección.

 

 

 

Matías Ferreccio
Presidente Argentrigo

De su interés:

Dejar mi opinion

Copyrıght 2014 SectorAgropecuario.com All RIGHTS RESERVED.