Modelos en control de plagas. ¿Qué actitudes tomamos frente a un problema de plagas?

Durante muchos años estuvimos recorriendo y visitando muchos tipos de ambientes donde hemos encontrado un inmenso libro de situaciones en materia de plagas vectores y contaminación que jamás hubiéramos pensado encontrar. Allí comprendimos que el verdadero manual del control está en el terreno, en la experiencia y el comportamiento de las plagas en cada ambiente y cómo se comporta el afectado ante esta situación.

Reacciona rápido, ¿reacciona de manera criteriosa? ¿O directamente no reacciona?
Estas inmensas páginas que encontramos en el terreno nos dieron un panorama de cómo se trabajar en el control de plagas.

 

Encontramos que hay dos tipos de actitudes:

1- Reactiva
2- Proactiva o integral

 

1- Los modelos de tipo Reactivos, se basan en la herramienta química como «la salvadora» ante una situación crítica límite. Entonces hay un problema, salgo a comprar un producto como la población de plaga es muy alta uso de dosis más altas que conlleva a más contaminación, altos costos, más acciones de corto plazo, más riesgos y mano de obra. Así también con la posibilidad de volverse un problema crónico.

 

2- Los modelos del tipo Proactivos, se basan en no esperar a tener un problema serio de vectores, no llegar al límite crítico donde los umbrales de control se exceden, sino trabajar de forma preventiva, anticipándonos al problema.

 

Realizar un buen «diagnóstico» con suma responsabilidad y seriedad es el primer paso clave, ver y preguntar qué ocurre y por qué.Tal vez esta sea la inversión de tiempo más redituable. Luego de un buen diagnóstico pasamos a una correcta «programación» donde nos sentamos en un lugar cómodo e intentamos indicar:qué hacer, cómo hacerlo, cuándo hacerlo, dónde hacerlo y también para qué hacerlo. Son medidas integrales combinadas en donde todos los involucrados estamos pensando en saneamiento, ordenamiento y cómo trabajamos para solucionar el problema de raíz.

 

Dentro de la programación es donde definimos la «herramienta química» (insecticida, rodenticida, etc) pero recién después de haber hecho lo anterior (proactivo), eligiendo el producto más seguro, de probada eficacia donde analizamosel costo-beneficio (costo dosis, costo residualidad, costo logística y costo seguridad). No comprar productos comparando costo por kg sino por la dosis y los elementos mencionados antes. También es muy importante tener una empresa que deun adecuado respaldo técnico (nos referimos a los proveedores que fabrican estas herramientas) ya que esto es parte de la solución también, que ayude con el apoyo y la capacitación.

 

Muchas veces hablamos de este tema del «entrenamiento y capacitación» que significa estudiar la plaga en ese ambiente especifico y único. Las plagas tienen un talón de Aquiles. Encontrarlo acorta los caminos y reduce complejidad.

 

Este método exitoso, que es la base y es la filosofía de nuestro trabajo en el campo, genera más compromiso del usuario o sea donde todos somos parte de la solución, se producen menores riesgos, menores costos, se logra sustentabilidad en el tiempo y se invita a la racionalidad en el uso de productos que es el correcto»manejo integrado de plagas» llamado MIP del que muchos hablan pero pocos realizan. Todos los programas deben tener criterio práctico de realización en el terreno. Vemos muchas veces que seguir un MIP de manual, es prácticamente inviable en algunos lugares. Hay que sentarse con los auditores para ajustarlo a la realidad del terreno y del ambiente productivo.

 

Este programa proactivo lo proponemos para todo tipo de ambientes tanto agroindustriales incluso urbanos, no esperar que las plagas colonicen el ambiente o los alimentos. La salud ambiental y la calidad agroalimentaria está en las manos de cada uno de nosotros pero más aún debe estar dentro de nuestra cultura productiva que permita elevar el status de país seguro en esta materia. Algo que nuestros compradores están exigiendo más y más cada año.

 

Consulte ante cualquier duda ya que no existen libros sobre el control sino muy buena guías someras que orientan en el método de control por eso creemos que compartir la experiencia es el gran valor intangible para encontrar la solución definitiva a los problemas crónicos de plagas vectores.

 

En la imagen se observa al Ing. Agr. Marcelo Hoyos brindando un taller de capacitación.

 

 

Ing. Agr. Marcelo Hoyos
Gerencia Técnica Desarrollo de Mercado Non Crop S-APS/SV
Phone: +5411-4317 9623 Mobile: 011 15 4054 9623 E-Mail: ambiental-ar@basf.com
Postal Address: BASF Argentina S.A., Tucumán 1 – Edificio República, C1049AAA Buenos Aires, Argentina

De su interés:

Dejar mi opinion

Copyrıght 2014 SectorAgropecuario.com All RIGHTS RESERVED.