Los planes de alta producción en duda

El trigo está macollando, su condición retrocedió de excelente a buena y podría presentar fuerte daño foliar en algunos lotes luego de las heladas.

Mientras tanto, en la región núcleo la estrategia para la nueva campaña resigna los manejos de alta productividad que caracterizaron a la zona y las rotaciones, en un entorno de incertidumbre.

Inicialmente, se limitarían las dosis de fertilizantes y los tratamientos a semillas. También la participación del maíz podría seguir cayendo dentro del plan de las rotaciones.

Las altas temperaturas de las semanas previas aceleraron el crecimiento del cultivo de trigo pero también aumentaron la susceptibilidad de los tejidos al quemado de hojas por heladas y al ataque de enfermedades foliares (septoria, roya).

Luego de las intensas heladas de estos últimos días, los cuadros de trigo podrían presentar graves daños en hojas en algunos cuadros de la región. Hace dos semanas atrás, el estado del trigo se evaluaba muy bueno a excelente. Con el calor y la disminución de las reservas, en los días previos a las bajas temperaturas la condición bajo a buena. En los próximos días se evaluará como respondió el cultivo al paso de las intensas heladas. El oeste de la zona núcleo comienza presentar déficit hídrico en los primeros centímetros del suelo. Pero los niveles de humedad en profundidad se mantienen adecuados.

Con la intención de salir ilesos de la campaña 2014/15, los planes para la campaña gruesa se centran en evitar mayores daños económicos, gastando poco, entre otras cosas a través del retaceo de tecnología. A dos semanas de la siembra, no están claras las intenciones de implantación de maíz. Si bien, en general, el cereal estaría fuera de los planes en lotes arrendados, llama la atención que en muchos campos propios también se dilaten las decisiones de siembra. Da la impresión que el cereal quedaría relegado a una mínima porción de lotes propios. Ello no quita una posible recuperación de la intencionalidad de siembra, pero parece el escenario menos probable en la actual coyuntura. La caída de siembra podría ser mayor al 20% que se preveía hace dos semanas. En regiones como Marcos Juárez, por citar un ejemplo, la intencionalidad de siembra transmite una baja del 30%. Hay ejemplos como los de la zona de Lincoln, donde por primera vez en 18 campañas muchos campos en los que la rotación se respetó a rajatabla no sembrarán maíz para grano. Allí, los costos de la 2014/15 y la sobreoferta de un maíz tardío, que presentó alta humedad, juegan en contra de los planes de siembra. Muchos técnicos manifiestan su preocupación por el efecto que significaría que el cultivo de maíz quede fuera de la rotación. El menor aporte de rastrojos expondrá a los suelos a mayores procesos erosivos, alejándose del concepto de producción sustentable.
En este contexto, la soja ganará hectareaje, desplazando al maíz. La oleaginosa es considerada por productores y técnicos como un cultivo de supervivencia, en donde se ajustaría el paquete tecnológico a una mínima expresión en la búsqueda de reducir costos lo máximo posible.

Bolsa de Comercio de Rosario

De su interés:

Dejar mi opinion

Copyrıght 2014 SectorAgropecuario.com All RIGHTS RESERVED.