La maquinaria agrícola cierra un primer semestre muy flojo

Coyuntura del Sector de Maquinaria Agrícola y Agropartes.
Teniendo en cuenta los datos que ha publicado recientemente el INDEC sobre el nivel de ventas de maquinarias agrícolas en el segundo trimestre del año, se observa que el sector intensificó fuertemente la caída de sus niveles de ventas, respecto de lo que se había manifestado en el primer trimestre. Es importante analizar en detalle los
indicadores debido a la fuerte influencia que tiene esta cadena de valor en el empleo industrial de localidades medianas de Córdoba, Santa Fe y Buenos Aires, en las que se concentra la mayor parte de las fábricas.

El rubro en que más se deterioraron los niveles de ventas con respecto al segundo trimestre del año 2017 ha sido el correspondiente a cosechadoras, con una caída del 52%, se trata del rubro con mayor participación de equipos importados. También disminuyeron las ventas (aunque en menor proporción) de tractores y de implementos,
cuyas caídas fueron del 28% y 24% respectivamente. Por último, las sembradoras tuvieron una disminución del 20%.

Entre las principales razones de esta merma en las ventas se encuentran en el impacto de la sequía que afectó al sector agrícola, la suba de las tasas de interés que limitó y encareció el crédito, como también la crisis cambiaria que frenó las decisiones de compra, generando algunos cambios de precios relativos.

Si se consideran los datos acumulados al primer semestre del año 2018, se contempla que todos los rubros acumulan fuertes caídas en sus niveles de ventas. Las cosechadoras lideran este indicador con una disminución del 30%, seguida por los implementos y sembrados, ambas con caídas acumuladas del 23% y por último se
encuentran los tractores, con un 17%.

Por último, si se toma en cuenta el total de ventas de maquinaria agrícola, la caída es del 21% si se considera la suma lineal de cantidad de máquinas y del 22% si se considera un indicador de cantidades a precios constantes.

Considerando la evolución de las ventas en los segundos trimestres de cada año desde 2011 hasta la fecha, es posible poner en contexto las cifras de este año. Si bien la caída en el segundo trimestre del año es fuerte respecto de igual periodo en 2017, los niveles de ventas se encuentran sensiblemente por encima del peor trimestre del
período, que correspondió al año 2015. Por otra parte, con la salvedad de los tractores, es importante destacar que el resto de los rubros presentan un peor desempeño que en el segundo trimestre de 2011, esto se manifiesta especialmente en el caso de sembradoras, que se encuentra muy lejos de sus mejores épocas.

Con el objetivo de analizar más en detalle la situación reciente de este sector fabril, se presentan las variaciones interanuales de las ventas de maquinaria agrícola en los últimos 10 trimestres. En todos los rubros bajo análisis se observa una desaceleración en el nivel de ventas desde el tercer trimestre de 2017, aunque las cifras negativas se
generalizaron recién en 2018.

Para el caso de las sembradoras, esta desaceleración en los incrementos de las ventas se volvieron negativas en el último trimestre del año pasado, con una disminución del 6%.

En el caso de cosechadores e implementos, las caídas comenzaron en el primer trimestre de 2018 y en el caso de los tractores, el nulo crecimiento interanual en el primer trimestre fue acompañado por cifras negativas en el segundo trimestre del presente año, como se indicó más arriba.

Lo anterior explica que el nivel de ventas totales también muestre una desaceleración desde el tercer trimestre del año 2017, tornándose negativo en el primer trimestre de 2018, con una disminución del 12% que luego se intensificó en el segundo trimestre (cuando cayeron 27%).

Otro factor a considerar en el análisis es el origen de las maquinarias. Si bien se observan caídas en las ventas acumuladas en el primer semestre de 2018 tanto de las ventas de maquinaria de origen nacional como importado, se presentan algunas particularidades.

En el caso de las cosechadoras de origen nacional sus ventas cayeron un 31%, no muy diferente a las de origen importado que manifestaron una disminución del 29% (implica una fortísima caída en el segundo trimestre, porque en el primero no habían manifestado una merma).

En cuanto a los implementos, la disparidad es más notoria, mientras las ventas de máquinas importadas disminuyeron 28%, las de origen nacional solo lo hicieron en 22%.

En el caso de tractores, mientras las ventas de equipos de origen nacional se cayeron 22%, los de origen importado lo hicieron solo 3%. Finalmente, para el caso de las sembradoras no se cuenta con información provista por INDEC del componente nacional e importado debido al resguardo del secreto estadístico.

En los últimos años se observa un paulatino declive en la participación de la maquinaria agrícola nacional en el total de ventas. Para las cosechadoras y tractores, la entrada de importaciones ha repercutido en mayor medida, ya que la participación de equipos nacionales se redujo 12 y 13 puntos porcentuales en 2017 respectivamente.

Se estima que este año continúe la tendencia declinante, aunque esta declinación sería de mucho menor magnitud que los años previos. El aumento del tipo de cambio en los últimos meses es un factor que alimenta esta hipótesis, ya que la performance de la venta de unidades importadas empeoró fuertemente en el segundo trimestre.

En lo que va de 2018 del total de unidades vendidas, 59% fueron de origen nacional en el caso de cosechadoras, 64% en el caso de tractores y 87% en el caso de implementos, que tiene una tendencia más estable. En el caso de sembradoras, pese a que no existen cifras oficiales actualizadas, se estima que se ubica en niveles elevados en comparación con las ramas reseñadas; en 2017 se estimó una participación nacional en el 93% del total de unidades vendidas.

Maquinaria Agrícola y Agropartes producidas en la Provincia de Córdoba El IERAL, con el apoyo de la Asociación de Fabricantes de Maquinaria Agrícola y Agrocomponentes de Córdoba (AFAMAC), el Gobierno de la Provincia de Córdoba y el Consejo Federal de Inversiones (CFI), desarrolla un seguimiento propio de este sector que tiene como finalidad obtener una perspectiva sobre el comportamiento de la actividad del sector de Maquinaria Agrícola y Agropartes de la provincia de Córdoba.

En virtud de ello, se viene llevando adelante un relevamiento periódico trimestral en el cual se realizan consultas a firmas líderes radicadas en la provincia de Córdoba. Esta medición permite construir diversos indicadores, entre los cuales se destacan el Indicador de Ventas (IVEMAC) y el de Utilización de Capacidad Instalada en firmas líderes de Maquinarias Agrícolas y Agropartes de Córdoba (UCIMAC). En el relevamiento se tiene en cuenta el desempeño de 15 grupos de máquinas agrícolas y agropartes. La selección resulta algo diferente de la que utiliza INDEC, ya que considera específicamente a las agropartes, además de basarse en una muestra de firmas de la provincia de Córdoba.

Tomando en consideración el Indicador de Ventas de Maquinaria Agrícola y Agrocomponentes de Córdoba (IVEMAC), se observa que luego de dos años de una considerable recuperación, el incremento acumulado fue cercano al 60% durante 2015-2017, las cifras del primer semestre del año reflejaron una caída estimada en
torno a 26%, en comparación con igual periodo del año previo (resulta similar a lo que ocurrió con las ventas de máquinas a nivel nacional).

De esta forma, si se extrapola el comportamiento del primer semestre al resto del año, las ventas de las firmas líderes de Córdoba se ubicarían por debajo de las correspondientes al 2016, aunque bastante por encima de las de 2015. La evolución de ventas en la segunda mitad del año podría permitir recortar esta disminución.

Este flojo desempeño de las ventas en lo que va del 2018 tiene su contrapartida en el uso de la capacidad instalada del sector. En el año 2017 el uso de capacidad instalada se había ubicado en 80%, un 13 p.p. por encima de la de 2016 pero aún un 12 p.p. por debajo del máximo observado en 2011. Por su parte en lo que va del año la
utilización de capacidad se estimó en el 73%, lo que refleja una caída de 7 p.p..

Estas cifras preliminares reflejan un nivel de utilización de capacidad muy por encima del nivel observado en 2015 y 2016, siendo un guarismo similar al observado en 2012.

Esta performance permite apoyar la hipótesis de cierto optimismo a favor de una recuperación rápida entre las firmas líderes del sector.

 

IERAL
Fundación Mediterranea

De su interés:

Dejar mi opinion

Copyrıght 2014 SectorAgropecuario.com All RIGHTS RESERVED.