Inundaciones en Chaco: las lluvias retrasaron al 50% la cosecha de soja

De acuerdo a un estudio de la Bolsa de Comercio de Rosario -BCR-, solamente se ha cosechado el 35% del área. La provincia atraviesa actualmente el período más lluvioso de los últimos 30 años.

Se cosechó solo un 35% del área, las condiciones de alta humedad permiten trabajar pocas horas. En Chaco cientos de personas han sido evacuadas y las pérdidas económicas rondan los $11.000 millones. Las lluvias y el clima extremo podrían extenderse al menos hasta julio por la influencia del fenómeno climático de «El Niño».

Las inundaciones en Chaco continúan provocando retrasos en la cosecha de soja de la actual campaña. Un estudio de la Bolsa de Comercio de Rosario -BCR- sostiene que hasta el momento no se cosecharon unas 420 mil hectáreas, cuando en esta misma época del año en 2018 solamente faltaban cosechar menos de 90.000 hectáreas a pesar de que se habían sembrado 110 mil hectáreas más que en este ciclo.

Las altas condiciones de humedad en los suelos y la escasez de máquinas en la zona, lo que disparó el precio de las labores de cosecha, se han transformado en las principales limitantes para seguir con las tareas de cosecha.

Chaco ha sido la provincia que más precipitaciones ha recibido en lo que va del año, donde la zona más afectada ha sido la localidad de Las Breñas. Según las estadísticas de la BCR, desde el inicio de este año hasta el pasado 24 de mayo, lo normal hubiese sido que las lluvias acumulen unos 570 milímetros, pero este año se aleja más que nunca de ese valor, ya que la provincia recibió 1.321 milímetros de agua en 52 lluvias.

En poco menos de 150 días recibió las lluvias de casi un año y medio. Fue en 1974 cuando las lluvias acumularon para el mismo periodo 993 milímetros.

«Desde que se recomenzaron las labores, hace casi dos semanas, solo se pudieron cosechar 135 mil hectáreas. El rocío recién cede a las 11hs, apenas se puede trabajar con las máquinas más de 4 horas», explican los especialistas de Chaco, y agregaron: «La humedad de la mercadería que sale no baja de 15 a 16 %. Es casi obligatorio embolsar la cosecha, no hay posibilidades de trasladarla dado que los caminos están destruidos».

Además las tareas son cada vez más lentas. Hay tallos que están mojados y no es posible cortarlos y se atascan en las cosechadores. Además, a esto se suman las pérdidas por el dañado de los brotes. Cada semana que pasa aumenta el número de chauchas que se van abriendo y los granos hinchados, brotados y manchados.

El informe de la bolsa rosarina sostiene que: «el paisaje de Chaco hoy está poblado de lotes de soja que tienen un aspecto desolador. Hay productores que han cosechado lotes que, tras los análisis, la mercadería muestra un grado de descuento muy importante. El saldo no deja recursos para afrontar pagos».

Infobae

De su interés:

Dejar mi opinion

Copyrıght 2014 SectorAgropecuario.com All RIGHTS RESERVED.