Informe de Pre -Campaña Soja 2015/6

El Ing. Agr. y Jefe de Estimaciones y Proyecciones Agrícolas de la Bolsa de Cerales de Bs. As., Esteban Copati, nos brindó detalles sobre el último informe publicado el día de ayer por la entidad.

En ese sentido anticipan una leve reducción del área destinada al cultivo de soja (de 20 millones de has a 19,8 millones de has) con plena campaña de siembra. Equivalente a unas 200.000 hectareas menos que la campaña 2014/2015.

Las regiones más afectadas son las del NOA, donde las distancias con respecto a los puertos son significativas. Sumado ésto a los excesos hídricos registrados en aquellas zonas y la caída de los precios, «los márgenes son negativos para el área agrícola en general», afirmó.

Los problemas de malezas también tienen gran influencia en la región (Chaco y Sgo. del Estero principalmente), con campos que están siendo abandonados por sus propietarios quienes ceden sus tierras para producir sin cobrar alquiler para evitar «limpiar» el lote. Incluso con esta (triste) modalidad, los productores no se «animan» a producir por los riesgos que deben correr.

Por otro lado, identificaron que aquellas zonas que históricamente eran ganaderas (como las linderas a la cuenca de El Salado) y que habían relegado la actividad por buscar otras salidas mas rentables, decidieron retomar y apostar al negocio nuevamente. Dado que los excesos hídricos las convirtieron en zonas más marginales para el cultivo de soja por ejemplo.

Comentó también que el año 2014 tuvieron una fuerte reducción en la tecnología agrícola aplicada, que se vio relegada en por un año que se caracterizó por excesos de agua y se centró la atención en ese tema. Considera que para este año esperan lo mismo, principalmente para el manejo de trigo que según estima se sembró para ser un «cultivo de cobertura».

En el caso del maíz, la caída es menor (20%), pero no por eso menos importante. Ya que puede agudizarse en los próximos meses.

Si bien el panorama no es muy alentador, todavía estamos en una etapa de definiciones que determinarán el futuro de la producción nacional.

El Informe:

Soja

En pocas semanas más nos encontraremos nuevamente en plena ventana óptima de siembra de soja y luego de haber recorrido regiones alejadas a los puertos y relevar intención de siembra a lo largo de toda el área agrícola nacional, como así también de evaluar factores económicos y climáticos, la proyección de siembra previo al inicio del nuevo ciclo es de 19.800.000 hectáreas, cifra que refleja una caída interanual del -1 %.

grafico 1

A días de comenzar el nuevo ciclo son pocos los factores que traccionan la siembra de la oleaginosa, centrándose básicamente en su facilidad de manejo, su bajo costo para afrontar los procesos de siembra, una comercialización fluida y la posibilidad de ocupar ambientes de buen potencial que este año estaría liberando el maíz. En paralelo se suma el marco climático, en el cual un nuevo ciclo húmedo del tipo “El Niño” garantizaría el pleno abastecimiento hídrico necesario para transitar etapas de crecimiento y desarrollo sin mayores inconvenientes. Sin embargo, este factor que a priori se percibe como un beneficio, también podría generar importantes disturbios en amplios sectores de diferentes regiones próximas a los puertos, las que actualmente se encuentran en capacidad de campo e incluso con áreas en donde la napa freáticas aflora o se ubica muy próxima a la superficie del suelo.

image005

En contraposición a los factores recién mencionados, los rendimientos de indiferencia calculados a partir de la relación entre el precio de mercado y los costos de producción, en la mayor parte del área agrícola se ubican muy por encima a los promedios históricos de cada región. Este hecho cobra mayor relevancia en las regiones más alejadas a los puertos, en donde el elevado costo de flete en combinación con ambientes de menor potencial productivo en comparación a las regiones núcleo, incrementan el riesgo de cara a la nueva campaña.

Es importante destacar que bajo el escenario anteriormente descripto no solo se verá afectada el área destinada al cultivo de soja, sino que también es altamente probable que registremos una importante reducción del área agrícola destinada a los seis cultivos extensivos más importantes de nuestro país (soja, maíz, girasol, sorgo, trigo y cebada).

Durante este nuevo ciclo se prevé que una gran cantidad de lotes de baja aptitud o con severos problemas de malezas resistentes, que no fueron controlados oportunamente, quedarán fuera del circuito de producción de granos en las regiones NOA y NEA principalmente, pero también en sectores del Centro-Norte de Santa Fe, del extremo Sur de Córdoba, de La Pampa, San Luis y por último en sectores marginales de la provincia de Buenos Aires. En paralelo en algunas de estas regiones en donde se realiza producción mixta, hemos relevado que varios de estos cuadros están volviendo lentamente a la actividad ganadera.

Por último, a diferencia de lo que ocurre con el maíz, los valores futuros de soja en la plaza local no han dado indicios de mejora y dentro de este contexto, cualquier variación del área destinada al cereal de verano podría impactar sobre la superficie finalmente ocupada por soja.

Bolsa de Cereales de Buenos Aires

De su interés:

Dejar mi opinion

Copyrıght 2014 SectorAgropecuario.com All RIGHTS RESERVED.