Frigorífico del norte santafesino amplía 40% su planta para atender la demanda de carnes china

La peste porcina genera un salto en los régimenes de importación del país asiático. Inversión superior a los 2 millones de dólares

La peste porcina que viene afectando a China desde fines del año pasado tiene repercusiones a lo largo y ancho del mundo. El aumento de la demanda y los movimientos de precios de la producción agropecuaria se hacen sentir hasta en los sectores más recónditos. Ejemplo de ello es lo que sucederá en el parque industrial de la localidad de Avellaneda -en el norte santafesino-, donde la planta avícola de la Unión Agrícola vivirá un fuerte proceso de expansión que permita amoldarse a los nuevos tiempos.

En concreto, la empresa realizará una inversión superior a los 2 millones de dólares para incrementar un 40% su capacidad productiva. El objetivo, planteado para concretarse en 2020, es llegar a procesar 1,3 millones de aves mensuales.

Hasta ahora, la fábrica estaba destinada mayoritariamente al mercado interno, pero tras el brote de la epidemia china sus directivos decidieron encarar un fuerte proceso de internacionalización, que tuvo como gran hito la habilitación reciente de la planta por parte de las autoridades asiáticas.

«Tras el problema que China tuvo con los cerdos ha surgido una gran oportunidad de negocios y buscamos poder aprovecharlo. Esta situación se suma a que hace un mes recibimos la grata noticia de que nos habilitaron el frigorífico para aquél país, por lo que tenemos la fuerte decisión de encarar esta inversión», sostuvo el gerente de la Unión Agrícola de Avellaneda (UAA) Fabián Sánchez.

Diferentes entidades vienen analizando el impacto de la peste en la economía mundial, teniendo en cuenta que afecta al principal consumidor de carne porcina. Por caso, la Fundación INAI (Instituto para las Negociaciones Agrícolas Internacionales) y la Bolsa de Cereales proyectaron diversos escenarios, entre los que se destaca el aumento inexorable de importación de carne aviar, entre otros aspectos.

Las entidades marcan que, de mínima, China estará demandando unas 237 toneladas extra. La cifra podría escalar hasta las 565 toneladas en el caso que la contracción de la producción y demanda se contraiga un 30%.

El impacto local

La UAA es una entidad que cuenta con 16 sucursales en 4 provincias argentinas, más de 1,3 M de toneladas de granos acopiados, 889 empleados y un total de 1.755 asociados. El procesamiento de aves es solo una de sus unidades de negocio, pero sin dudas hoy se destaca del resto por el contexto internacional.

La actual planta tiene una capacidad apróximada de 950 mil unidades mensuales. El desembolso para esta nueva etapa está calculado en 2,1 millones de dólares y será dirigido fundamentalmente a ampliar la capacidad de frío, lo que implica tanto obra civil como la adquisición de tecnología importada. Será sustentado tanto con fondos propios de la entidad como de Friar, la firma del grupo Vicentín, ya que ambas empresas sostienen en el último tiempo una alianza estratégica que seguirá en esta nueva etapa.

«Hoy Friar faena en nuestra planta unas 250 mil aves por mes y la idea es que con esta expansión ellos pasen a 500 mil. En este marco ellos aportarían parte de la inversión y tenemos un acuerdo por la prestación de servicios futuros», explicó Sánchez.

Subproductos

Además de aves enteras, la Unión Agrícola de Avellaneda exporta algunas partes y subproductos que no tiene un mercado relevante en Argentina pero sí en plazas asiáticas por fuera de China. Tal es el caso de las garras o carcasas del pollo, así como también la harina de plumas y vísceras. Entre otros destinos, los venden a Yemen, Vietnam y Hong Kong.

Agrofy Agency

De su interés:

Dejar mi opinion

Copyrıght 2014 SectorAgropecuario.com All RIGHTS RESERVED.