Estimaciones agrícolas: Relevamiento al 10/03/2016

Soja

Lluvias registradas durante los últimos siete días aportaron humedad en lotes ubicados sobre el extremo norte de la región agrícola, como así también sobre el margen oeste. De esta forma las regiones NOA, NEA y sectores de Córdoba repusieron humedad y ello permite mantener en buena condición una importante cantidad de cuadros de primera que transitan etapas de llenado de grano (R5-6). En términos generales, las lluvias acumuladas durante febrero y lo que va de marzo acompañaron el crecimiento y desarrollo del cultivo en la mayor parte de nuestra región agrícola y en consecuencia no se descarta la posibilidad de finalizar el ciclo con un volumen de producción superior a las 58.000.000 de toneladas aún proyectadas.

En gran parte del centro de nuestra región agrícola la condición del cultivo en lotes de primera varia de buena a óptima. Mucho de estos cuadros se encuentran finalizando etapas de llenado de grano, con expectativas de alcanzar altos rendimientos a cosecha. Solo la región Centro-Este de Entre Ríos presenta una dispar condición del cultivo, asociada a falta de humedad durante enero, seguida por excesos hídricos hoy en día relevados en periferia a Hasenkamp y Cerrito. En cuanto a la sanidad del cultivo son generalizados los controles contra chinche en Santa Fe y Entre Ríos.

Hacia el sur, los cuadros de primera también transitan etapas de llenado de grano (R5-6) en muy buenas condiciones y apuntando a elevados potenciales de rinde en gran parte de la región bonaerense. En esta provincia son generalizados los controles contra chinche e isoca. Por otra parte se relevaron excesos hídricos puntuales en sectores de la región Oeste de Buenos Aires y Norte de La Pampa, más precisamente en periferia a América y Lincoln. En paralelo también se relevó una prolongada falta de humedad en sectores del Sudeste de Buenos Aires y ello podría afectar el potencial de rinde en los partidos de Balcarce y Lobería entre otros. A pesar de estas anomalías puntuales, sobre el sector sur de la región agrícola las expectativas de rinde en siembras de primera varían de 25 a 35 qq/ha dependiendo de la región que se analice, ubicando las productividades por encima a los promedios históricos en cada caso.

Por último, sobre el extremo norte del país, en las regiones NOA y NEA la oferta hídrica en lotes de primera y segunda mejoró luego de las últimas lluvias registradas. Puntualmente en la región NOA se relevó presencia de picudo en periferia a Anta, Piquete Cabado, Rosario de la Frontera y en sectores de Tucumán. Hacia el este, en la región NEA, una gran cantidad de lotes ubicados en periferia a Charata se vieron afectados por elevadas temperaturas y escasa oferta hídrica de enero y en consecuencia los rendimientos a cosecha podrían verse atenuados. Diferente es el panorama para siembras de segunda, que durante su evolución registraron favorables condiciones ambientales y a la fecha se encuentran diferenciando vainas (R3-4) en mejor estado en comparación a los cuadros de primera.

Maíz

Lluvias registradas durante los días previos, junto con temperaturas predominantemente frescas, demoran el secado de varios lotes que se encuentran en madurez fisiológica sobre el centro de la región agrícola nacional. En consecuencia la recolección registró un progreso intersemanal de sólo 0,7 puntos porcentuales, elevando el área cosechada al 2,6 % de la superficie apta a nivel nacional y permitiendo calcular un leve retraso interanual de -0,8 puntos. Bajo este escenario mantenemos nuestra proyección de producción en 25.000.000 de toneladas.
La escasa actividad de cosecha relevada desde nuestra anterior publicación se concentró en sectores del Centro-Este de Entre Ríos, Núcleo Norte y Sur y en el Centro-Norte de Santa Fe y Córdoba. En gran parte de estas regiones también se relevan inconvenientes para transitar caminos rurales debido a la falta de piso como consecuencia de las abundantes precipitaciones acumuladas durante febrero y lo que va de marzo. En términos generales los cuadros implantados en fechas tempranas en Córdoba y Santa Fe reflejan una condición que varía de normal a excelente, con pérdidas parciales en ambientes bajos que actualmente se encuentran anegados.

Por el contrario, en sectores del noreste bonaerense, como así también en diferentes puntos de Entre Ríos, el déficit hídrico de enero habría diezmado el potencial de rinde en siembras tempranas. En estas zonas las productividades relevadas durante las primeras pruebas de cosecha se encuentran por debajo a las expectativas previstas. Mientras tanto una significativa cantidad de lotes sembrados en fechas tardías se encuentran transitando etapas críticas sobre todo el centro de la región agrícola, reflejando una mejor condición de cultivo en comparación a los cuadros implantados en fechas tempranas. En cuanto a la sanidad del cultivo se destacó la presencia generalizada de gusano cogollero y también se realizaron aplicaciones contra roya en sectores del Sur de Córdoba.

Hacia el sur de la región agrícola, se relevaron excesos hídricos puntuales en sectores del Oeste de Buenos Aires y Norte de La Pampa, en donde cuadros sembrados en fecha temprana ya se encuentran en madurez fisiológica, mientras que siembras tardías transitan etapas de cuaje del grano. En cambio en sectores del Sudeste de Buenos Aires la falta de humedad registrada durante enero habría afectado la generación de rendimiento en sectores de Balcarce y Lobería, mientras que la región costera registró mejores condiciones ambientales tanto en lotes implantados en fechas tempranas como tardías. Las restantes zonas del extremo sur de la región agrícola mantienen una favorable condición del cultivo y las expectativas de rinde son muy buenas independientemente de la fecha de siembra del cereal.

Por último sobre el extremo norte del país, en la región NOA se relevó una ajustada condición hídrica en periferia a Piquete Cabado y Las Lajitas. El resto de la región recibió mejores precipitaciones de forma oportuna para el cereal de verano que actualmente transita etapas críticas en muy buen estado. Hacia el este, en la región NEA muchos cuadros que evolucionaban bajo condiciones hídricas ajustadas, lograron reponer humedad gracias a las lluvias del pasado fin de semana. Gran parte del área sembrada en esta región se encuentra transitando etapas críticas de floración (R1) o panojando (VT), en consecuencia es necesario continuar reponiendo humedad durante los próximos días a fin de garantizar un buen potencial de rinde a cosecha.

Girasol

image005 Las buenas condiciones climáticas que se registraron durante la semana previa permitieron que la cosecha cobre mayor fluidez en gran parte del área agrícola nacional, elevando el progreso de trilla al 48,1 % de la superficie apta. El avance intersemanal se ubicó en 14,9 puntos porcentuales, con un rinde medio nacional que ascendió a 20,9 qq/Ha y un adelanto de la cosecha en comparación al ciclo previo de 12,9 puntos. En números absolutos, ya se han recolectado más de 570.000 hectáreas permitiendo acumular un volumen parcial en chacra cercano a 1,20 MTn. Los mayores progresos de trilla se registraron sobre el Sudoeste de Buenos Aires-Sur de La Pampa y Sudeste de Buenos Aires, regiones que en conjunto aportan más del 51 % del área implantada y cuyos rendimientos obtenidos a la fecha superaron ampliamente las expectativas iniciales. En consecuencia, este aumento en la productividad permite elevar nuestra proyección de producción a 2.450.000 toneladas para la campaña en curso, un 6,5 % superior en comparación a nuestra última publicación, y de concretarse reflejaría una caída interanual de – 2% (Producción 2014/15: 2,5 MTn).

Sobre el Norte de La Pampa-Oeste de Buenos Aires, la recolección de girasol logró acumular más de 80 mTn en la región con rendimientos obtenidos que oscilaron entre los 20 qq/Ha y 25 qq/Ha, donde los eventos de granizo ocurridos durante las etapas de llenado de grano elevaron las pérdidas de superficie para la región. En paralelo, en el Sudoeste de Buenos Aires, la cosecha alcanzó el 30 % de la superficie apta y se lograron rendimientos superiores a las expectativas iniciales pero con la presencia de granos livianos. La presión de sanidad en los cuadros que se encuentran en madurez fisiológica es baja, aunque se relevó presencia de isoca defoliadora y gata peluda.

Por otra parte, en el sudeste bonaerense la trilla de girasol avanza a paso lento, donde los últimos cuadros en ser incorporados aún continúan transitando la etapa de llenado de grano, bajo condiciones de sanidad y humedad adecuada. En la Cuenca del Salado, los lotes recolectados durante la semana pasada presentaron granos vanos y de bajo peso, donde el rinde medio zonal se ubicó en 25,4 qq/Ha. La condición de sanidad es normal, relevándose presencia de esclerotinia en los capítulos de los cuadros próximos a cosecha.

ddd

 

 

Bolsa de Cereales de Buenos Aires

De su interés:

Dejar mi opinion

Copyrıght 2014 SectorAgropecuario.com All RIGHTS RESERVED.