Estimaciones agrícolas: Relevamiento al 03/03/2016

Soja

Nuevos registros de lluvias sobre sectores del NOA, NEA, Córdoba, Santa Fe, Entre Ríos, San Luis y la franja norte de Buenos Aires aportan humedad a los perfiles con un afecto positivo a nivel global para la soja. Este fenómeno mejora la oferta hídrica en un momento clave, con un 75 % de la soja de primera en la fase crítica de llenado de grano y la soja de segunda transitando floración (R2-R3) o diferenciación de vainas (R3-R4). Bajo este escenario mantenemos nuestra proyección de producción en 58.000.000 de toneladas al cierre de la campaña en curso.

Estas lluvias que favorecen al cultivo de soja a nivel nacional, generan excesos hídricos a nivel zonal en ambientes bajos del Sur de Córdoba, el Núcleo Norte y el Centro-Este de Entre Ríos. Como consecuencia, se observa la pérdida de plantas en zonas que acumularon agua durante períodos prolongados de tiempo. Por otro lado, se están realizando aplicaciones para proteger al cultivo del ataque de enfermedades, pero principalmente de forma preventiva. Asimismo, se observa una mayor presión de malezas difíciles de controlar como es el yuyo colorado.

En el NOA la soja de primera transita estadíos que van desde diferenciación de vainas (R3) hasta llenado de grano (R5) y las lluvias ocurridas durante esta semana proveyeron agua suficiente para mantener las condiciones de desarrollo favorables para el cultivo. Por otro lado, a la presencia del picudo negro de la soja se le suma una presión creciente del complejo de chinches que podría afectar al cultivo de no ser controlada. Para la vecina región del NEA la soja de primera transita estadíos que van desde floración (R2) hasta llenado de grano (R5). Asimismo, sobre sectores del oeste chaqueño, si bien las últimas precipitaciones ocurridas fueron abundantes, el cultivo no se ha recuperado totalmente de lo que fue el déficit hídrico de enero y parte de febrero.

Hacia las regiones Núcleo Norte y Sur la soja de primera se encuentra en estadíos que van desde un llenado avanzado del grano (R5) hasta inicios de madurez (R7). En cuanto a las condiciones en que se desarrollan estos procesos, las mismas son mejores para el Núcleo Sur con una disponibilidad hídrica adecuada a óptima. Para el Núcleo Norte, las abundantes lluvias generaron excesos que pueden demorar el proceso madurativo y propiciar el avance de enfermedades. Por otro lado, la soja de segunda alcanzó estadíos que van desde floración (R2) hasta diferenciación de vainas (R4) en el Núcleo Sur, y desde diferenciación de vainas (R3) hasta llenado de grano (R5) en el Núcleo Norte. Las condiciones climáticas para la soja de segunda en esta región son similares a las de primera, con excesos hídricos moderados sobre el Núcleo Norte.

Finalmente, sobre el sur del área agrícola las regiones Sudeste y Sudoeste de Bs. As. Sur de La Pampa se encuentran transitando estadíos desde diferenciación de vainas (R4) hasta fines del llenado de grano (R6) para sojas de primera, y desde floración (R1-2) hasta diferenciación de vainas (R3-4) para sojas de segunda. Las condiciones de desarrollo son adecuadas, principalmente hacia el Sudoeste de Buenos Aires-Sur de La Pampa donde las precipitaciones fueron más recurrentes haciendo que no falte el agua durante el ciclo del cultivo.

Maíz

Lluvias registradas durante los últimos siete días continúan imposibilitando el tránsito en caminos rurales, generando a su vez anegamientos en relieves bajos de muchos lotes en diferentes sectores de la región central del país. En paralelo se demora la recolección de los primeros cuadros implantados en fechas tempranas y al presente informe la cosecha solo logró cubrir el 1,9 % de la superficie apta. En comparación al ciclo previo el actual avance de cosecha muestra un leve retraso de 0,8 puntos, pero asciende a 3 puntos en relación al avance promedio de las cinco campañas previas. En cuanto al volumen de producción previsto para la campaña curso, salvo en la región Centro-Este de Entre Ríos las restantes zonas bajo análisis prevén rendimientos por encima a los promedios históricos, tanto en siembras tempranas como tardías y ello permite sostener nuestra proyección en 25.000.000 de toneladas.

La prevalencia de ambientes humedad favorece el desarrollo de enfermedades tales como roya y tizón, a su vez se ha ido incrementando la presencia de isocas. La imposibilidad de transitar cuadros y caminos por falta de piso demora los controles sanitarios en casi todas las zonas agrícolas del país. Pese a esto último la condición del cultivo varía de buena a muy buena, tanto en lotes implantados en fechas tempranas que se encuentran finalizando su ciclo, como así también en cuadros implantados en fechas tardías que transitan etapas criticas bajo condiciones hídricas entre adecuadas a óptimas.

En relación al avance de cosecha, la recolección de lotes superó el 14 % del área apta sobre el Centro-Norte de Santa Fe, entregando un rinde promedio próximo a los 70 qq/Ha en cuadros implantados en fechas tempranas. Simultáneamente, avanza la cosecha de lotes también implantados en fechas tempranas en sectores del Centro-Este de Entre Ríos, registrando rendimientos de 76 qq/Ha luego de recolectarse un 26,3 % de la superficie total de maíz con destino a grano comercial. Finalmente, sectores del Centro-Norte de Córdoba y del Núcleo Norte han registrado las primeras recolecciones de cuadros, alcanzando rendimientos de 70 y 98 qq/Ha respectivamente. Es importante destacar que durante la presente campaña la siembra de maíz en fechas tempranas solo representa un 40 % sobre el total del área implantada, con lo cual se prevé que la cosecha registre escasos progresos durante sus primeras etapas y a su vez, el volumen al cierre del ciclo estará fuertemente influenciado por los rendimientos que puedan alcanzarse en una mayoría de cuadros implantados en fechas tardías en cada zonas bajo estudio.

Girasol

image010Durante la última semana las tareas de recolección de girasol se concentraron principalmente sobre los sectores centro, oeste y sur de Buenos Aires, donde las precipitaciones registradas interrumpieron de manera parcial el trabajo de las cosechadoras. En los días previos a esta publicación se dio por inicio a la trilla en la región Sudeste de Buenos Aires, mientras que en el Sudoeste de Buenos Aires-Sur de La Pampa, Centro de Buenos Aires y Cuenca de Salado, la cosecha continuó avanzando lentamente sobre los cuadros tempranos que se encontraban en madurez fisiológica. A la fecha se logró recolectar el 33,2 % de la superficie apta, lo que representa en números absolutos cerca de 400.000 hectáreas, acumulando una producción parcial superior a las 797 mTn. El avance intersemanal se ubicó en 4,2 puntos porcentuales con un rinde medio nacional que ascendió a 20,1 qq/Ha y un adelanto en comparación al ciclo previo de 8,6 puntos porcentuales. Bajo este panorama, mantenemos nuestra actual proyección de producción para la campaña en curso en 2.300.000 toneladas, aunque no se descarta la posibilidad de que esta cifra sufra modificaciones a medida que la cosecha cobre mayor fluidez sobre los núcleos girasoleros del sudeste y sudoeste bonaerense.

Sobre el sur de Córdoba, donde ya se ha recolectado más de la mitad de los lotes de girasol, los rindes obtenidos fueron muy dispares y se ubicaron en promedio entre 15 qq/Ha y 50 qq/Ha. La condición de humedad en los cuadros es óptima, pero se relevaron anegamientos en los accesos a los mismos, que provocaron inconvenientes para la recolección y posterior comercialización del grano. A su vez, los lotes incorporados en fechas más tardías que se encuentran próximos a cosecha, podrían registrar una perdida en el potencial de su rendimiento, como consecuencia de los excesos hídricos ocurridos durante el verano.

Por otro lado, en el Norte de La Pampa-Oeste de Buenos Aires, la recolección de girasol se encuentra demorada por las precipitaciones ocurridas durante las últimas semanas que demoraron el secado de los cuadros. Los mayores progresos de trilla en esta región se registraron sobre el noreste de La Pampa, donde los rendimientos obtenidos se ubicaron por encima de las expectativas iniciales, aunque aumentaron las pérdidas sufridas por excesos hídricos ocurridos durante la etapa de floración.

En paralelo, la trilla comenzó en el Sudeste de Buenos Aires, con rendimientos que oscilaron entre los 20 qq/Ha y 26 qq/Ha, con picos de hasta 32 qq/Ha que se relevaron sobre la región costera. En la Cuenca del Salado, la recolección del girasol se desarrolló de manera normal, con rendimientos obtenidos que se encuentran dentro del promedio zonal. Los cuadros tardíos se encuentran en madurez fisiológica, bajo condiciones de humedad y sanidad adecuadas, esperando que la cosecha cobre mayor fluidez en las próximas semanas.

ddd

 

Bolsa de Cereales de Buenos Aires

De su interés:

Dejar mi opinion

Copyrıght 2014 SectorAgropecuario.com All RIGHTS RESERVED.