De $52 a más de $180 el kilo: por qué se triplica el precio de la carne del campo al mostrador

Impuestos, frigoríficos, transporte y más. ¿Qué pasa en el medio?

La cadena de la carne es uno de los estandartes históricos de la economía argentina, tanto por su peso estratégico en el ingreso de divisas como por su importancia política en la canasta doméstica. Pero pocos comprenden la complejidad de la producción ganadera y la interacción de variables que influyen en el vaivén de precios.

Por eso vale la pena, en plena época de asados veraniegos, repasar el informe en el que la Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de la Argentina (FADA) desmenuza la formación del precio de la carne.

Según el último informe de precios minoristas del Instituto de Promoción de la Carne Vacuna (Ipcva), el precio promedio de la carne en el mostrador es hoy de $ 184 por kilo. Pero el de un ternero de 170 kilos en pie ronda los $ 52.

Según FADA, el precio se multiplica por 3,3 desde el ternero hasta la venta de la carne al mostrador, y del precio final de la carne, el 69% son costos de la cadena, 29,8% impuestos y 1% ganancias.

«Los impuestos representan el 29,8%, el feedlot el 28,4%, el ternero representa el 21,6% del precio final, el frigorífico el 7,1% y la carnicería el 13%», detalla el informe.

Y agrega: «Los costos laborales son importantes en la carnicería, representando el 9% del precio final. El costo de transporte representa en promedio el 1% de los costos totales ($0,69/kg. para animales en pie y $1,46/kg. para flete refrigerado)».

De esta manera, un productor ganadero debe vender 3,37 kilos de animal en pie para comprar un kilo de carne en la carnicería.

Clarín

De su interés:

Dejar mi opinion

Copyrıght 2014 SectorAgropecuario.com All RIGHTS RESERVED.