Competitividad láctea: afirman que del laberinto se sale por la exportación

Esa fue la propuesta presentada ante el presidente Mauricio Macri por el titular de la Sociedad Rural, Daniel Pelegrina, en una nueva reunión sectorial.

El presidente Mauricio Macri presidió hoy un nuevo encuentro de la Mesa de Competitividad Láctea, en el marco de lo cual Daniel Pelegrina, titular de la Sociedad Rural Argentina (SRA), presentó un informe económico que aboga por el estímulo a las exportaciones, como “única alternativa para que el productor pueda salir del área de rentabilidad negativa, elevando la capacidad de compra de la cadena a partir de las ventas externas, en un escenario de costos en alza y precios internacionales en baja que podría agravarse con el correr de los meses”.

Para elevar la capacidad de pago de la exportación, el estudio realizado por el economista Ezequiel De Freijo enfatiza en la necesidad de eliminar las retenciones y reinstaurar los reintegros. Los números presentados indican que con esas dos modificaciones, que retrotraerían la situación a lo establecido hasta mitad de año, la nueva capacidad de pago “permitiría que el productor reciba $9,19 por litro de leche entera, una diferencia de $1,25 respecto de los $7,94 que consigue actualmente”.

En el nuevo encuentro público-privado del sector, el presidente se mostró receptivo, tomó nota, hizo preguntas y se preocupó al ponerse en consideración que el Estado es un gran comprador de leche y paga a 150 días y se convino en analizar la situación para buscar respuestas superadoras.

En el marco de las Buenas Prácticas Comerciales, el gobierno confirmó que se reducirá 7 días el plazo de pago del comercio a la industria lechera. En este sentido, el secretario de Agroindustria, Luis Miguel Etchevehere, indicó que «esta medida mejorará los plazos y las condiciones de comercialización para todos los actores de la cadena, a quienes les dará mayor previsibilidad».

Además de Macri y Etchevehere, por el sector público participaron el jefe de Gabinete de Agroindustria, Santiago del Solar; el secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca, Guillermo Bernaudo; el director Nacional de la Cadena Láctea, Alejandro Sammartino y el Coordinador de Planificación Estratégica, Gustavo Lopetegui, los titulares del SENASA, Ricardo Negri y del INTA, Juan Balbín, como también los ministros Leonardo Sarquis (Buenos Aires) y Sergio Busso (Córdoba), entre otros.

Desde el oficialismo, ponderaron que a partir de la Mesa de Competitividad Láctea se ha avanzado en mayores herramientas para incentivar la actividad a través de distintos instrumentos tales como el Mercado de Futuro de la Leche que permite proyectar un precio de la leche para el productor y a la industria cubrirse de variaciones futuras; y el Sistema Integrado de Gestión de la Lechería Argentina (SIGLeA), que permite tener un precio promedio de la leche. Y también destacaron otras gestiones sobre mejoras crediticias respecto del mercado financiero tradicional.

Con todo, los ruralistas argumentaron que “la producción de leche se redujo un 15% en 2016. En 2017 siguió cayendo un 2% y en 2018 se recuperó respecto de 2017 4,9%. Respecto de 2015, hoy estamos un 12% abajo, 1500 millones de litros menos”.

Se valoró que «las exportaciones aumentaron un 38% este año, alcanzando las 310 mil toneladas», pero consideraron que «no podemos quedarnos sólo con este hecho porque el año de comparación fue el más bajo de los últimos 20 años, y a pesar de eso todavía falta mucho para alcanzar los niveles que supimos exportar, de más de 450 mil toneladas. (30% abajo del promedio de 2011-13) medido en términos de dólares actualmente estamos exportado U$S 900 millones cuando entre 20111 y 2013 se alcanzaron los U$S1900 millones. Además este aumento se dio principalmente a partir de junio de 2018, a costa de que el precio de la leche en tranquera de tambo cayó a U$S 0,20 por litro, muy por debajo de los U$S0,33 por litro que marca el promedio de los últimos ocho años (Enero 2010 – Noviembre 2018). En consecuencia se exportó más, a costas de una fuerte caída en términos reales del precio pagado al productor».

Costos en alza​, precios en baja

Pelegrina, con larga experiencia como productor tambero, afirmó que «la caída del resultado económico se debe a que los costos crecieron muy por encima del precio.

Mientras que entre junio de 2017 y noviembre de 2018 el precio de la leche al productor subió 59%, de $5,5 a $ 8,8 por litro. Pero los insumos relevantes crecieron entre 70% y 175%.

Los alimentos que según el modelo productivo representan más del 50% del costo total están dolarizados. El balanceado aumentó de $2.667 a $6.555 la tonelada (146%). El Fosfato Diamónico paso de 8 a 22 pesos por kilo: un 178%.

El 2 ,4 D pasó de 91 a 226 pesos el litro, un 147%, el gasoil pasó de 16 a 38 pesos por litro, un 128%; el silaje de maíz pasó de 670 a 1205 pesos por tonelada de masa seca, un 80%; la alfalfa de 134 a 245 pesos el kilo, un 83%; el rollo de 500 kilos pasó de 392 a 678 pesos por rollo, un 73%; en tanto que el costo de Sanidad pasó de 914 a 1544 pesos por vaca, un 69%.

Este año los precios internacionales cayeron un 20%. El valor promedio de la leche en polvo de exportación de los últimos 8 años es de U$S 3.400 la tonelada y hoy cotiza U$S 2.650 la tonelada.

El mercado internacional se presenta sobre-ofertado, con los principales jugadores UE y EE.UU. reforzando sus respectivas políticas de sostén a la actividad.

Agenda dinámica

El informe de SRA destacó que «hace 10 años que la lechería no tenía retenciones. Se quitaron en 2009 a causa de que se comprendió que éstas afectan fuertemente el desarrollo de la actividad. Hoy pagan el 8% o 3 pesos por dólar exportado. Además, una tonelada de leche en polvo tiene 11,8% de impuestos indirectos (Nacionales, Provinciales y Municipales) cargados en su costo. Y los reintegros actuales son del 0,75%. Cabe mencionar que anteriormente eran de 3%. Lo mismo ocurre con los quesos que tienen un reintegro del 2,5% y anteriormente era del 5%. Con lo cual estamos exportando impuestos.

Enfatizaron que «durante el último trimestre, el poder de compra de la exportación se vio fuertemente afectado por la caída del precio internacional y las retenciones, sumado a la quita de reintegro más la caída del dólar».

Y concluyeron que «la cadena de valor antes obtenía 90 dólares por tonelada en reintegros y hoy le sacan 200 dólares por tonelada de leche en polvo (entre retenciones y menos reintegros).

El eje de la propuesta de los privados, consiste en que «como primera medida para salir en forma rápida y contundente de la actual situación de resultados negativos de los productores, se deben eliminar las retenciones y reinstaurar reintegros de exportación a los valores anteriores del 3%».

Aseguran que «esto mejora la capacidad de pago de la industria y sobre todo muestra una señal para el productor frente a la adversa situación que se presenta en el horizonte para 2019. También permitirá un mejor funcionamiento de los mercados».

Al mercado de futuros recientemente lanzado, lo ven «como un buen instrumento aunque tenemos que verlo madurar. El negocio de la lechería tiene que ser rentable para que esto también funcione. Y también se deben propiciar «el acceso al financiamiento en dólares e ingresos de divisas genuinas».

 

 

Clarín Rural

De su interés:

Dejar mi opinion

Copyrıght 2014 SectorAgropecuario.com All RIGHTS RESERVED.