¿Cómo acomodarnos a la inflación?

Llamamos al Economista Salvador Di Stefano, quién opinó que esta situación económica no va a “explotar” porque las explosiones se dieron cuando Argentina estaba muy endeudada, tenía  déficit fiscal, déficit de balanza comercial  y se tenía una crisis externa en donde le cortaban el crédito.

Hoy la Argentina no está endeudada, se tiene un gran déficit fiscal y una gran inflación, pero se tiene superávit de balanza comercial. Por este motivo, lo que se tiene por delante es un deterioro muy importante agravado por la falta de confianza y un Gobierno que no tiene credibilidad. Aún así, el economista cree que la Argentina no explotará, por lo menos en el corto plazo. Inclusive, el Gobierno ha entrado en un período preelectoral donde tirará mucho dinero a la calle, aunque hay mucha gente del campo que no entiende esto. En la Argentina existe una paritaria que muchos gremios llevan adelante y que es una reunión donde está el empleador, el empleado, la Cámara empresaria, los sindicatos y el estado. Las paritarias, generalmente, van de enero a diciembre y estas paritarias se están homologando en mayo con aumentos de 23 o 25%, por lo tanto la gente en junio va a estar cobrando el aumento del 25 % de mayo más el retroactivo de los cuatro primeros meses del año. Por ende, la gente va estar cobrando el doble de lo que venía ganando y si a esto se le suma que en julio además del sueldo cobra el medio aguinaldo entonces la gente se encuentra que en dos meses estaría ganado una buena cantidad de dinero.

 

Esto lo estaría cobrando la gente que haya acordado una paritaria del 24 % de aumento. Todo gremio que haya acordado la paritaria va a estar cobrando el aumento y el retroactivo a enero.  Esto es complicado para el empresario y para los opositores porque la gente va a llegar a las elecciones con dinero.

 

El Gobierno tiene una estrategia que es que todo este dinero que salga a la calle va a generar un gran costo para el empresariado y lo que hoy es un oasis en diciembre va a ser un desierto porque todo ese dinero va a generar inflación y el poder adquisitivo de acá a diciembre se va a evaporar. Por lo tanto lo que se ganó en estos dos meses es una ficción que en diciembre va a terminar.  Lo peor de todo es que a futuro la inflación no va a desaparecer.

 

Di Stefano reconoció que hay sectores empresarios a los cuales le va a costar mucho reunir el dinero y otros que están bien y que pueden afrontar estos dos meses. Un ejemplo de sectores que le va bien es el automotriz y de aparatos electrónicos. El problema es que el campo la está pasando muy mal porque tiene muchos contratiempos y encima están los problemas naturales que de por sí afectan a los productores. El economista, también se refirió al mal momento de las economías regionales. Afirmó que tienen dos o tres problemas críticos que son el clima, el costo monumental del flete y que no haya dinero para financiarlos.

 

Di Stefano afirmó que la situación es crítica, pero hay que trabajar para salir adelante y no hay que engañarse y pensar que por ser realistas se es pesimista porque no es verdad. Lamentablemente esta situación va a durar dos años más y solo queda organizarse bien, planear una estrategia a futuro que permita perder lo mínimo posible y trabajar conjuntamente.

 

Sector Agropecuario
Sábados de 9 a 12 hs
AM 550 Radio Colonia

De su interés:

Dejar mi opinion

Copyrıght 2014 SectorAgropecuario.com All RIGHTS RESERVED.