Comienza a operar el contrato futuro de leche cruda: cuáles son las fuentes de información clave para analizar el mercado

Esta semana comienza a operar el contrato futuro sobre leche cruda del Matba, para lo cual la Dirección Nacional Láctea puso a disposición el calendario de publicación 2019 correspondiente al precio promedio ponderado de la leche a nivel nacional (necesario para saber cuándo se liquidará cada contrato).

Si bien se trata de un instrumento orientado a brindar coberturas de precios a los integrantes de la cadena de valor láctea, el mismo también constituye una oportunidad de inversión para aquellos operadores interesados en aprovechar la volatilidad existente en el sector.

Para poder realizar un seguimiento de las principales variables que contribuyen a formar los precios de la leche cruda en el mercado argentino existen una serie de herramientas de uso básico.

Oferta: Los datos de evolución mensual de la producción argentina de leche son publicados por la Dirección Nacional Láctea. La mayor parte de los tambos argentinos, al tener una base pastoril, tienen dos características: crecimiento de la producción durante la primavera debido a una mayor oferta de recursos forrajeros y alta sensibilidad a impactos climáticos (sequía o inundaciones). En el primer semestre de 2016 se registraron importantes excesos hídricos en las principales cuencas lecheras argentinas que provocaron una disminución de la producción de leche de tal magnitud que hasta el momento el sector no ha logrado recuperar los volúmenes logrados en 2015.

Demanda: La matriz de industria láctea argentina se encuentra bastante diversificada, aunque no existe información pública disponible que permita detectar conductas anticompetitivas por medio de la práctica denominada “clearing lechero”. El seguimiento en medios especializados de la situación económica y financiera de las principales industrias lácteas es otro aspecto clave para analizar variaciones en el poder de compra promedio del sector, dado que, por ejemplo, la crisis de SanCor –que provocó que muchos remitentes de la cooperativa buscaran otros destinos de entrega– fue un factor bajista durante el ejercicio 2017/18. La Dirección Nacional Láctea publica además un informe mensual sobre la evolución de las existencias (stock) de diferentes productos lácteos.

Mercado externo: La leche en polvo entera es el principal producto de exportación de la industria láctea argentina. A partir de datos analizados del período 2009-2015, un estudio realizado por los economistas Miguel Fusco y Agustín Purciarello comprobó una relación de largo plazo entre el precio recibido por el tambero y el valor internacional de la leche en polvo entera, pudiendo inferir que cuando el precio de esta última aumenta (disminuye) en 1000 u$s/tonelada, el precio al tambero argentina aumentaría (disminuiría) en promedio en 2,5 centavos de dólar. Si bien una proporción minoritaria de la producción de leche argentina se destina al mercado externo, las empresas exportadoras, cuando los valores FOB son elevados y no existen restricciones gubernamentales, suelen contribuir a impulsar los precios de la leche cruda al quitarle materia prima a las industrias focalizadas en abastecer al mercado interno. El valor internacional de la leche en polvo puede consultarte en las subastas realizadas por Fonterra por medio de la plataforma Global Dary Trade o bien en el Sistema de Consulta de Comercio Exterior de Bienes del Indec (con datos que se publican con un mes atraso). La posibilidad de realizar un seguimiento preciso del mercado FOB de lácteos fue anulada este año por la Afip al bloquear el acceso público al Sistema Malvina (SIM).

Mercado interno: Una aproximación a la capacidad de consumo de lácteos por parte del público argentino puede realizar a partir del seguimiento del ajuste por inflación de la “canasta láctea” medida mensualmente por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec) con relación al promedio de otros sectores básicos y a la media general de alimentos y bebidas no alcohólicas.

Viabilidad económica: La capacidad de pago de la industria láctea es medida todos los meses por un equipo técnico del Instituto Argentino de Profesores Universitarios de Costos (Iapuco) en base a una metodología aportada por INTA. La clave, en este caso, es el valor de referencia de demanda de las medianas y grandes industrias, que son las formadoras de los precios de la leche cruda que reciben los tamberos. El estudio también mide si el precio recibido por los tamberos permite cubrir o no el costo de producción, un aspecto que, en el largo plazo, promueve la salida/entrada de empresas de menor escala al sector. Por otra parte, el Observatorio de la Cadena Láctea Argentina (Ocla) publica mensualmente una estimación de la evolución de la rentabilidad del tambo promedio argentino.

 

 

Valor Soja

De su interés:

Dejar mi opinion

Copyrıght 2014 SectorAgropecuario.com All RIGHTS RESERVED.