APYMEL: “Un nuevo llamado a la sensatez”

Advertimos  que  las  industrias,  muy  a  nuestro  pesar, nos  vemos  necesariamente  obligadas  a   trasladar  al  sector productivo primario la nueva realidad del mercado. El crecimiento estacional esperado en la producción de leche para los próximos meses, sumado a los elevados stocks que ya hay y a la imposibilidad de exportar a precios rentables por la brutal caída de los precios internacionales generan una alerta, ya que las pérdidas proyectadas son inmensas y exceden en varios órdenes de magnitud a lo que el sistema industrial puede soportar.

APYMEL advirtió a ATILRA de la gravedad de la situación y el sindicato, haciendo oídos sordos, decidió con las grandes empresas un inoportuno acuerdo salarial que, por responsabilidad, APYMEL decidió no convalidar.

Fábrica y tambero son, dentro de la cadena láctea, quienes no pueden evadir sus producciones, lo que los convierte en financiadores del sistema, con una torta de reparto que cada vez se hace más chica.

El sector comercial no tiene solidaridad con los costos de producción y sí tiene la facultad de decidir no comprar cuando el precio no le conviene. Por lo general, además, no traslada los menores costos en menores precios al consumidor.

Este escenario nos pone de cara a sincerar los valores de mercado. En el cuadro que sigue abrimos los costos para mostrar la capacidad de pago de la industria, tomando como ejemplo la leche en polvo entera por bolsa 25 kg. en exportación.

Con una combinación de mercados, donde el mercado interno puede sostener los precios, debemos salir a protegerlo, donde todos los esfuerzos tienen que estar enfocados en sacar el excedente de cualquier manera al exterior. Cualquier otro esfuerzo que se haga diferente a esto tendría consecuencias impredecibles.

Poniendo nuevamente números, damos un ejemplo de valores actuales de mercados.
cuadro_APYMELAPYMEL propone las siguientes medidas para paliar la situación:

  • Decretar la emergencia del sector.
  • Actualizar convenio laboral acorde a la realidad, diferenciando al sector PYME de las grandes industrias.
  • Suspender el acuerdo firmado entre el CIL y ATILRA para disminuir la carga salarial a las industrias.
  • Implementar en forma urgente de un subsidio a la exportación.
  • Establecer reducciones en el pago de impuestos – cargas sociales , IVA, implementación de REPROS, más devolución inmediata del IVA de exportaciones.
  • Apoyar con reintegros de exportaciones con porcentajes no inferiores al 10% para quesos y leche en polvo y  20%  para  suero en  polvo,  atendiendo  al  descalabro  ambiental  que  implica  hoy  no  poder exportarlo.
  • Ofrecer financiamiento a las empresas a tasa 0 para capital de trabajo, como se hizo en una oportunidad a través del Banco Nación al sector triguero.

De su interés:

Dejar mi opinion

Copyrıght 2014 SectorAgropecuario.com All RIGHTS RESERVED.